Connect with us

Ruta

Milano-San Remo, 111 años de historia

Publicado

el

Fernando Gaviria y Jhonatan Restrepo serán los únicos pedalistas colombianos presentes en esta prueba (Photo©BettiniPhoto/Wikimedia)

A lo largo de la historia del ciclismo italiano y mundial se ha escrito tanto de la Milano-San Remo, que parecía casi imposible seguir encontrando títulos, adjetivos, calificativos denominaciones para ella, diferentes a cuanto se le ha adjudicado en más de un siglo que abarca desde su primera edición en 1907 con su inolvidable vencedor el francés Lucien Petit Breton hasta la más reciente, otro francés –Julian Alaphilippe- el año anterior.

Sin embargo, esta vez se presenta la oportunidad de referirse a “La corsa dei fiore” (La carrera de las flores), de manera diferente y más bien comparativa pues por primera vez cambia de fecha y recorrido a causa de la pandemia y seguramente no habrá frío, ni miles de aficionados en la salida de Piazza Castello en el corazón de Milano.

Si los hay, estarán detrás de un tapabocas lo mismo que sus ídolos a quienes difícilmente reconocerían como tampoco habrá lluvia a lo largo de sus 315 kilómetros (299 iniciales, más 6 de ampliación a última hora y 10 desde la salida hasta el kilómetro cero) y más bien habrá temperatura muy alta por la época de verano a la que asistimos estos días.  

El lote y caravana no disfrutaran de la suave brisa del mar, sino hasta después de Imperia, luego de atravesar los Apeninos y Alessandría, pues la amenaza  del coronavirus obligó a varios alcaldes a impedir el paso por sus localidades y por lo tanto a los organizadores a cambiar el tradicional recorrido para transitar por la parte interior de la Riviera, en medio de largos rectilíneos para encontrar la primera dificultad con la subida de Niela Belga, con sus casi 30 kilómetros de alta velocidad, desde los 120 metros de altura sobre el nivel del mar hasta los 785 metros que se encuentran a la altura del kilómetro 170 de carrera y con 140 todavía por transitar.

Treinta kilómetros más adelante (en el kilómetro 200) , el nuevo y desafiante trazado propone otra larga subida (Colle di Neva), con una longitud de 35 kilómetros también de alta velocidad y desde los 487 más de altitud hasta los 936 metros que concluyen en el kilómetro 235 para emprender veloz descenso hasta el pie de La Cipresa (kilómetro 283) -por la que se pasa desde 1982-, este sí, punto clave y tradicional donde siempre han comenzado las acciones decisivas en la búsqueda del triunfo con sus 5 kilómetros 650 metros al 4 %.

Para finalmente llegar al punto más esperado y definitivo, El Poggio (kilómetro 293) –punto de pasaje desde 1961-, con solo 3 kilómetros 700 metros al 3%, escenario de inolvidables acciones que luego han reportado triunfos fabulosos y también dolorosas derrotas.

Y para rematar, un escalofriante descenso de 3,3 kilómetros y 2.200 metros planos, para llegar a la Via Roma de San Remo, donde se verán nuevamente rostros expectantes, -algunos con tapabocas- que ahogaran más de un grito de admiración por el ganador- y cientos de manos listas para aplaudir al gran vencedor de una nueva San Remo, después de 315 kilómetros y casi 8 horas de brutal esfuerzo, campeón que pasará a la historia como el portador de un mensaje de lucha y esperanza en esta batalla que la humanidad tuvo que enfrentar en 2020 contra la pandemia.

El legendario Eddy Merckx es uno de los tres únicos vencedores de los cinco monumentos

Tierra de Gigantes

Resulta bien difícil reducir la historia de 111 años de Milano-Sanremo en unas cuantas líneas, pero los nombres de sus máximos vencedores hacen honor a esa historia de miles de hombres que la han disputado, comenzando por el primero de los héroes de la carrera, Constante Girardengo (Italia) quien la ganó en 5 oportunidades entre 1918-28,

Gino Bartalli (con cuatro entre 1939-50) en sus fantásticos duelos con Fausto Coppi quien la ganó 2 veces (1948-49), para llegar a la fabulosa e inigualable dominación del mejor ciclista de todos los tiempos, Eddy Merckx quien llegó como ganador a la Vía Roma de San Remo 7 veces (desde 1966 hasta 1976).

Los gigantes de la ruta siguieron apareciendo también como ganadores en San Remo como Giuseppe Saronni (1983), Franceso Moser (1984 , Laurent Fignon (1988-89), Gianni Bugno en 1990 y Claudio Chiapucci en 1991 para dar paso a una nueva época.

Dieciocho escarabajos estarán en la partida de la prueba que conmemora a los dos mitos del ciclismo italiano: Fausto Coppi y Gino Bartali

Paso a los Velocistas y Clasicomanos

Y esa nueva época, destinada a otra raza de ciclistas que se pensaba no podrían ganar en San Remo, la inició el sprinter alemán Erik Zabel inaugurándola con 4 victorias entre el 1997 y 2001, siguiendo su ejemplo el no menos rápido Mario Cipollini ( 2002) y el español Oscar Freire se apoderó de tres títulos entre 2004 y 2010

Mientras los ruteros, velocistas y clasicómanos de todo el mundo encontraron en los últimos 12 años su coto de caza en San Remo: Fabián Cancellara (2008), Mark Cavendish (2009), Mathew Goss y Simon Gerrans de Australia (2011 y 2012), Alexander Kristoff (2014), John Degenkolb (2015), Arnaud Démare (2016), Michal Kiatkowski (2017) y Julian Alaphilippe (2019), logrando después de varios años romper el hechizo y la dominación de los kamikazes de los 200 metros, Vincenzo Nibali en el 2018 consiguiendo con ello devolver el prestigio a los gigantes de la ruta por etapas quienes habían sido “borrados” del mapa.

Colombia desde Cochise hasta Gaviria

La historia colombiana se reduce a las participaciones de Cochise Rodriguez entre 1970 y 1975 con el equipo Bianchi-Campagnolo de Felice Gimondi (ganador en 1974). Luego Alvaro Mejía en 1992, Víctor Hugo Peña 1999, 2000, 2003, 2004 y 2012, Miguel Rubiano en 2013, Julián Arredondo y José Serpa en 2015, Winner Anacona y Carlos Betancur en 2018, para cerrar con Fernando Gaviria a quien una caída en los últimos 200 metros le impidió ganar en el 2016 y luego el 2018 ya no fue su mejor día en San Remo.

Para esta nueva oportunidad, Gaviria llega en una buena condición por lo visto en Burgos, pero de todas maneras todavía pagando las consecuencias de la cuarentena en Abu Dhabi y en Bogotá por causa del coronavirus en Febrero y Marzo, además de la parálisis del ciclismo en los últimos 4 meses.

El desarrollo de la carrera y su resultado, para Gaviria como para sus rivales son una verdadera incógnita por la distancia, el clima y la condición de los grandes favoritos, de los cuales se puede hablar más por antecedentes del año pasado que por lo visto en el comienzo de esta mini-temporada.

Un amplio cartel de aspirantes al título

Julian Alaphilippe partirá con el dorsal número uno y partirá este sábado con la intención de retener su victoria del año anterior. El francés que no ha lucido en gran condición la presente temporada, estará acompañado por el irlandés Sam Bennett que será otra de las cartas del Deceuninck Quick Step.

Oliver Naesen y Michal Kwiatkowski, ocupantes del segundo y tercer escalón del podio el año anterior encabezarán al AG2R y el Team INEOS en esta prueba, al igual que el campeón en 2018 Vincenzo Nibali que liderará al Trek Segafredo.

Los grandes especialistas en clásicas se adhieren al listado de favoritos encabezados por la estrella del Alpecin Fenix, Mathieu Van der Poel, que al igual que Greg Van Avermaet y Matteo Trentin en el CCC Team son grandes opcionados a la victoria final, junto a Wout Van Aert que viene de coronarse campeón con Jumbo Visma en Strade Bianche.

Por su parte Peter Sagan y Caleb Ewan subcampeones en 2017 y 2018 esperan retomar la senda de la victoria, al igual que los ocupantes de la tercera posición en 2015 Michael Matthews y 2018 Arnaud Démare, a los que se suma Giacommo Nizzolo de sensacional inicio de temporada.

Gaviria y Restrepo serán la representación colombiana

Fernando Gaviria (UAE Team Emirates) será una de las grandes cartas de su equipo en esta prueba. El velocista colombiano que fue quinto en 2017, aparece inscrito en una nómina de lujo de la escuadra emiratí, en la que se destacan la estrella eslovena Tadej Pogačar y el clasicómano noruego Alexander Kristoff, equipo que complementan; Davide Formolo, Maximiliano Richeze y Oliviero Troia.

El antioqueño que viene de competir en Milano Torino donde fue séptimo le apunta a seguir por el buen camino su temporada en La Classicissima.

Por su parte Jhonatan Restrepo de notable inicio de temporada y gran habilidad en este tipo de competencias, aparece inscrito en el sexteto del Androni Giocattoli que complementan Nicola Bagioli, Mattia Bais, Francesco Gavazzi, Josip Rumac y Nicola Venchiarutti.

El caldense que sigue siendo el corredor colombiano más triunfador en lo que va de la temporada con seis victorias parciales, espera ser gran protagonista en la prestigiosa prueba de categoría 1.UWT.

Modificaciones de última hora al extenso trazado

A pocas horas de dar la partida oficial, RCS Sport empresa organizadora de la prueba, se vio obligada a modificar el trazado inicialmente propuesto para la realización de esta competencia, debido a las fuertes tormentas en Alessandria, que obligaron a incrementar en 6 kilómetros la distancia.

La edición 111 de La Classicissima, partirá diez minutos antes de lo previsto y pasará de 299 a 305 kilómetros en total, desde su partida en Milano, hasta el arribo en San Remo.

Los ascensos a La Cipressa que concluye en el kilómetro 283 (5.6 Km al 4 %) y el Poggio –ubicado a 9 kilómetros de meta- con (3.7 Km al 3%) serán una vez más los puntos clave para entrar en la disputa de esta prueba que posterior a esta última ascensión tomarán un vertiginoso descenso camino de meta en San Remo, donde los hombres más rápidos definirán al vencedor.

Ruta

Colombia abre las puertas de Europa. 40 Años de la VICTORIA de Alfonso Flórez en el Tour del Avenir 1980

Publicado

el

Alfonso Flórez le abrió las puertas de Europa al ciclismo colombiano con su triunfo en el Tour del Avenir de 1980 (Foto: Horacio Gil Ochoa/©Revista Mundo Ciclístico 1980)

La historia del ciclismo colombiano dice que esta comenzó en 1951, con la primera Vuelta a Colombia y relata además que nació con grandes ambiciones pues apenas tres años después de su nacimiento ya estaba en Europa, más exactamente en Francia (no podía ser en otro lugar) incursionando con sus mejores corredores del momento, encabezados por Ramón Hoyos y Efraín Forero.

«Don Ramón de Marinilla» y el inmortal «Zipa» tomaron parte en la Route de France, donde comenzó un ciclo de aprendizaje que necesitó 30 años inicialmente, para graduarse con el título del Tour del Avenir en 1980 y casi otros 40 para obtener el “doctorado” ganando el Tour de Francia en 2019.

La Selección Colombia que tomó la partida del Tour del Avenir de 1980 en Divonne-les-Bains (Horacio Gil Ochoa/©Revista Mundo Ciclístico 1980)

Felizmente, aquí estamos hoy recordando la historia de hace 40 años que habría de marcar un antes y un después en la historia de nuestro ciclismo. Historia que se inició una típica mañana parisina, el 5 de agosto después de los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980 en las instalaciones del diario deportivo L´Equipe, por entonces organizador de Tour del Avenir y Tour de Francia.

Ese día llegaron a la oficina de Xavier Louy, director del Tour del Avenir, Héctor Urrego Caballero, periodista de RCN Radio, quien había concertado la cita desde Moscú, junto Óscar Restrepo y Ramsés Díaz, también comunicadores colombianos en papel de testigos y acompañantes del viaje.

El cuerpo técnico de la Selección Colombia encabezado por el DT Raúl Mesa Orozco (Horacio Gil Ochoa/©Revista Mundo Ciclístico 1980)

¿Objetivo? Conseguir una invitación para que el ciclismo colombiano pudiese competir en el Tour del Avenir de ese año (ya habíamos estado en 1973 con un equipo que dirigió el italiano Leandro Cocco) y luego de una conversación de 90 minutos, los tres salieron de la oficina con un plazo de 72 horas para aceptar las condiciones de la invitación, teniendo en cuenta la tardía solicitud que estábamos haciendo: El Tour comenzaba el lunes 8 de septiembre, pero la Selección Colombia debería presentarse el día cinco.

Todas las condiciones  de patrocinio fueron aceptadas desde Colombia por parte de la Organización Ardila Lulle, a través de su vicepresidente Óscar Gómez Dominguez, entonces propietaria de Avianca y Freskola, marca de de Postobón que ya tenía un equipo en el lote nacional dirigido por Raúl Mesa y que sería la base del equipo.

La Selección Colombia se encontró con el liderato de Floréz desde la 5a etapa (Horacio Gil Ochoa/©Revista Mundo Ciclístico 1980)

Teníamos exactamente un mes para estar en Divonne-les-Bains, donde comenzaría la carrera que se había convertido en una obsesión de varios años para el entrenador Raúl Mesa y el periodista Héctor Urrego Caballero, convencidos de la necesidad de buscarle un mejor futuro a nuestro ciclismo, por el talento natural de los pedalistas colombianos, convencidos además de poder derrotar a los amos de entonces en el ciclismo aficionado, los soviéticos, encabezados por el “Hinault” del ciclismo “amateur”, Sergei Soukoruntchenkov, reciente campeón olímpico de ruta.

Comienza la aventura

Y fue así como el lunes 8 de septiembre comenzó el Tour del Avenir 1980, con la presencia de un equipo colombiano compuesto por Alfonso Flórez, Patrocinio Jiménez, Julio Rubiano, Rafael Acevedo, Antonio Londoño, Rogelio Arango y Fabio Arias, dirigidos por el técnico Raúl Mesa Orozco

El equipo estaba acompañado por el masajista Alcides Cadavid, el mecánico Darío Flórez y una reducida nómina de periodistas integrada por Julio Arrastía, José Antonio Churio y Héctor Urrego (enviados de RCN Radio), además de Horacio Gil Ochoa fotógrafo exclusivo de Revista Mundo Ciclistico, único medio impreso en el evento.

Arriba (Izq a Der): Los periodistas José A. Churio, Horacio Gil Ochoa y Julio Arrastía Brica. Abajo: Héctor Urrego Caballero, artífice de la invitación de Colombia al Tour del Avenir de 1980.

Un idílico pueblecito de los Alpes franceses, cercano a la frontera con Suiza llamado Divonne-les-Bains fue el epicentro de la prueba ya que allí comenzó con catorce equipos de trece naciones (Francia ponía dos equipos en salida) y 97 pedalistas el esperado Tour del Avenir 80.

La competencia inició en el hipódromo de Dionne-les-Bains con un prólogo de 4.200 metros, para volver al mismo lugar el sábado siguiente después de superar una etapa contrarreloj por equipos y varias jornadas planas y mixtas.

Y que final fue… con Alfonso Flórez subiendo al podio para reclamar la camiseta de LIDER luego de haberse embarcado el día anterior en una fuga que salió en la etapa plana hacia Villeneuve, convertido en un “caballo de Troya” que sacó mas de cinco minutos al superfavorito ruso, Sergei «Suko» Soukoruntchenkov.

Alfonso Flórez vestido de amarillo en Divonne-les-Bains celebrando el primer gran triunfo del ciclismo colombiano en la gran carpa europea (Horacio Gil Ochoa/©Revista Mundo Ciclístico 1980)

Lo que parecía un sueño se convirtió en  realidad ese día 12 de Septiembre en la etapa que volvía a Divonne-les-Bains, cuando Flórez y Rubiano encabezan una “rebelión” de nueve ruteros con franceses, italianos, checos y polacos otra vez contra la armada soviética y se reportan en Divonne con Flóres como líder, lo que no le impide al día siguiente (domingo de descanso ) irse a conocer el famoso Grand Colombier, meta de la etapa que sobre el papel, definiría el titulo de la carrera.

Colombia entra en la historia del Grand Colombier

Pero antes de la cita pactada para el sábado siguiente en el Colombier, el escuadrón de “escarabajos” saboreó las mieles de la victoria con Patrocinio Jiménez en Morzine, resistió con estoicismo en la contrarreloj individual y sufrió hasta lo indecible ante la respuesta de “Suko”, protagonista de una fuga de 80 kilómetros que amenazó seriamente el liderato colombiano hasta que se llegó al día decisivo en el temido Grand Colombier.

Alfonzo Flórez cruza la meta en Divonne-les-Bains para coronarse campeón del Tour del Avenir (Horacio Gil Ochoa/©Revista Mundo Ciclístico 1980)

Fue el sábado 20 de septiembre, en una etapa de 77 kilómetros con veintiuno escalando al Gran Colombier, cuando los ciclismos de Colombia y Rusia, sin quererlo, abrieron las puertas de Europa al ciclismo del mundo y a una nueva visión de la dirigencia internacional, con el formidable duelo que protagonizaron Flórez y «Soukho«, decidido a que ese título no se fuera para Colombia.

Pero el astro ruso no pudo evitarlo a pesar de su victoria en la etapa y Flórez resistió el feroz ataque de su rival ,manteniendo la calma y la diferencia suficiente para llegar el día siguiente nuevamente a Divonne-les-Bains, en condición de Campeón del Tour del Avenir 1980 consiguiendo él y sus compañeros junto al técnico Raúl Mesa una victoria cuyas consecuencias en en ese momento tal vez no eran previsibles pero que aun hoy se siguen sintiendo.

De mejor manera no pudo estrenarse el ciclismo colombiano como equipo en el Tour de Francia. Pilas Varta hizo vibrar con sus pedalazos a los aficionados franceses
Solo tres años después de la victoria de Alfonso Flórez en el Tour del Avenir, Colombia fue invitada a correr el Tour de Francia (Foto: Alberto Urrego/©Revista Mundo Ciclístico 1983)

Tres años después (1983) un equipo colombiano sería invitado a participar en el Tour de Francia, como consecuencia de esa victoria, así como del talento y clase demostrados por sus ciclistas, con lo cual se inició también una nueva era para el ciclismo con la “Mundialización” promovida por Félix Levitan (Director del Tour de Francia) y Xavier Louy (Director del Tour del Avenir), así como de la UCI.

Y desde entonces, el ciclismo colombiano ha escrito en las carreteras y pistas del mundo, en las diversas modalidades del ciclismo, una historia impresionante y ejemplar que hace honor al esfuerzo, sacrificio, deseo de superación y determinación para ser mejores, por parte de hombres y mujeres que han encontrado en el ciclismo un medio para ganarle o superar su destino y convertirse el orgullo de su país que hoy cuarenta años después es reconocido como una potencia mundial de este deporte.

Seguir leyendo

Ruta

Alejandro Valverde y Mikel Landa las cartas españolas para el Campeonato Mundial de Ruta

Publicado

el

Alejandro Valverde en el 2019 estará luciendo su camiseta de Campeón del Mundo de ruta
Alejandro Valverde se tituló Campeón Mundial de Ruta 2018 en Innsbruck (Photo©BettiniPhoto2020)

España tiene definidos sus ocho representantes para la disputa este domingo 27 de septiembre de la prueba de gran fondo del Campeonato Mundial de Ruta, que se disputará en Imola, Italia.

El seleccionado español que tendrá como principales cartas a los corredores Alejandro Valverde -Campeón Mundial 2018- y Mikel Landa –que viene de ser cuarto en el Tour de Francia- alineará igualmente al Campeón Nacional de Ruta Luis León Sánchez.

Enric Mas, Jesús Herrada, David De la Cruz y Marc Soler estarán al respaldo de Valverde y Landa que se presentan a la cita orbital, como líderes de la escuadra dirigida por Pascual Momparler.

En la prueba de contrarreloj individual que se cumplirá sobre una distancia de 31.7 kilómetros con partida y arribo en Imola, el seleccionado ibérico estará representado por el vigente Campeón Nacional de la modalidad Pello Bilbao, que complementa la nómina de la prueba de ruta.

Nómina Oficial selección de España

Mikel Landa

Alejandro Valverde

Pello Bilbao

David De la Cruz

Jesús Herrada

Enric Mas

Marc Soler

Luis León Sánchez

Seguir leyendo

Ruta

Francia confirma su nómina para el Campeonato Mundial de Ruta con Julian Alaphilippe a la cabeza

Publicado

el

Julian Alaphilippe viene de ganar la segunda etapa y ser líder provisorio del Tour de Francia (Photo©BettiniPhoto2020)

La gran estrella del Deceuninck Quick Step, Julian Alaphilippe comandará este domingo 27 de septiembre a la selección francesa en la prueba de fondo en ruta del Campeonato Mundial que se cumplirá sobre un exigente trazado en la localidad italiana de Imola.

El seleccionador francés Thomas Voeckler, contará igualmente con la presencia de Guillaume Martin, el corredor del Cofidis que viene de ocupar la casilla once en el Tour de Francia que culminó el día anterior.

La nómina del conjunto francés la complementan los corredores Julien Bernard, Valentin Madouas, Rudy Molard, Nans Peters y Quentin Pacher, corredores que vienen de participar con buen suceso en la ronda francesa y servirán como apoyo a Alaphilippe y Martin que oficiarán como cartas principales para el arcoíris.

Por su parte, Kenny Elissonde que aparece en reemplazo de Warren Barguil del Arkéa Samsic que dijo no sentirse en plenitud de condiciones, para dar paso al corredor del Trek Segafredo.

Nómina Oficial selección de Francia

Julian Alaphilippe

Guillaume Martin

Kenny Elissonde

Julien Bernard

Valentin Madouas

Rudy Molard

Nans Peters

Quentin Pacher

Seguir leyendo
Anuncio
Anuncio