Connect with us

Noticias

Martín Emilio Cochise Rodríguez Gutiérrez, precursor colombiano en el Giro de Italia (40 años de una gesta)

Se cumplen cuatro décadas de la participación inicial de un Escarabajo en la Corsa Rosa. La protagonizó el ciclista antioqueño, quien en su primera temporada en Europa con el equipo Bianchi tuvo un positivo balance en la centenaria carrera pues al eficiente trabajo de gregario le agregó un triunfo parcial en Forti dei Marmi.

Publicado

el

Cochise Rodríguez y su participación en el Giro de hace 4 décadas

Este sábado se están cumpliendo cuatro décadas de la participación inicial de un escarabajo en el Giro de Italia. En la gráfica, Cochise con la gorra siempre escoltando a su líder de la Bianchi Campagnolo

Se cumplen cuatro décadas de la participación inicial de un Escarabajo en la Corsa Rosa. La protagonizó el ciclista antioqueño, quien en su primera temporada en Europa con el equipo Bianchi tuvo un positivo balance en la centenaria carrera pues al eficiente trabajo de gregario le agregó un triunfo parcial en Forti dei Marmi.

Todo comenzó el 18 de mayo de 1973 (era viernes), es decir, hace exactamente 40 años Colombia empezó a escribir su historia en el Giro de Italia gracias a la participación del antioqueño Martín Emilio Cochise Rodríguez Gutiérrez, uno de los 10 corredores que Vittorio Adorni, entrenador del equipo italiano Bianchi–Campagnolo, inscribió para aquella edición 56, con salida en Verviers (Bélgica) y final tres semanas después en Trieste.

Cochise, sin comillas, pues desde hace dos años en la cédula aparece como su tercer nombre, había llegado a Europa el 17 de enero con su esposa María Cristina Correa, más una maleta de ilusiones, proveniente de su natal Medellín, la cual abandonó casi que a la fuerza al verse obligado a convertirse en el segundo corredor colombiano profesional en la historia, luego de su paisano Giovanni Jiménez, quien llevaba cerca de una década allá.

La lucha sin cuartel de Edgar Sénior (QEPD) contra Cochise por demostrar que se prestaba para la publicidad comercial siendo ‘amateur’, ya había surtido efecto. Eso lo descartó de los Juegos Olímpicos de Múnich (26 de agosto – 11 de septiembre de 1972). Pero sus penurias no habían terminado porque tras su estreno en el Mundial élite en Marsella, Francia, en los 5.000 mts persecución individual, el 29 de julio de 1972, quedó inactivo.

¿La razón? En el país todas las carreras eran de carácter aficionado y en su nueva condición estaba impedido para competir. La situación empezó a cambiar el viernes 10 de noviembre al revelarse la noticia que Bianchi iba a conformar un plantel de renombre en 1973 que le permitiera regresar al primer plano; Cochise encajaba en esa empresa. Se le hizo oferta por un año, se dijo que por 5 millones de liras. Él accedió. Sellado su paso al equipo italiano.

En plena temporada invernal, Martín Rodríguez aterrizó en Italia para iniciar la pretemporada. Pasadas tres semanas, se estrenó como PROFESIONAL en los Seis Días de Milán. En la célebre prueba italiana hizo pareja con el danés Ole Ritter. En la etapa inicial, lunes 12 de febrero, fueron décimos. El sábado 17, el binomio euro–suramericano concluyó de último entre 14 dúos, mientras los belgas Patrick Sercu y Julien Stevens, con 507 puntos, ganaron la carrera.

Bautizo en la élite. A continuación, intervino en la mítica Milán­–San Remo, que concluyó en el puesto 73. Luego, Vittorio Adorni (actualmente Presidente de la Comisión Arbitral de la UCI) lo nombró suplente en la legendaria París–Roubaix, el 14 de abril. A la siguiente semana, Cochise fue uno los inscritos en el Circuito Cotignola, de 107 kms, en el que acabó en el decimocuarto lugar. Mayo comenzó con una gran noticia pues el 2 culminó de tercero en la Vuelta a Romagna, es decir, en Italia logró su primer podio.

Aún más especial fue el 8 de mayo porque en esa fecha, el hijo de Doña Gertrudis y de Don Victoriano obtuvo su primer triunfo parcial en Europa al ganar en Ginebra la contrarreloj por equipos que dio inicio a la Vuelta a Romandía, junto al italiano Felice Gimondi y a Ritter. Para los 4 kilómetros, registraron 6.45.01 minutos. El 12, en esa misma ciudad, concluyó la carrera suiza con victoria absoluta del belga Wilfred David (24.12.39 horas) y puesto treinta de Cochise, a 8.30 minutos.

Martín Emilio Rodríguez había tomado parte en cinco carreras con positivo balance, por lo cual, Adorni consideró que estaba listo para un reto inédito para él y para cualquier colombiano como el tomar la salida en una de las Grandes Vueltas del planeta, Giro de Italia, el más europeo de todos los tiempos –hasta ahora– al pasar por otros seis países: Luxemburgo, Suiza, Francia, Holanda, Alemania y Bélgica, de donde salió.

Bianchi–Campagnolo se presentó con Felice Gimondi, Ole Ritter, Franco Mori, Marino Basso, Giovanni Cavalcanti, Claudio Michelotto, Giacinto Santambrogio, Ercole Gualazzini, Pietro Guerra y Cochise, único latinoamericano. Los otros 13 conjuntos en contienda fueron Brooklin, Dreherforte, Filotex, G.B.C., Jolly Cerámica, Magniflex, Sammontana, Scic, Zonca (todos nacionales), KAS de España, Rokado de Alemania, Flandria de Bélgica.

El decimocuarto equipo era Molteni, también belga, con la súper estrella de la época, el belga Eddy Merckx, ‘El Ogro’, mejor ‘El Caníbal’, quien desde la apertura empezó a demostrar que iba a defender el título de la Corsa Rosa, en fin, la tarea era sumar su cuarta corona. Para la época, la organización programó una atípica contrarreloj por parejas (del mismo equipo) para decidir quién era el primer líder. El tiempo no contó para la general.

A sus recién cumplidos 71 años (14 de abril), en su casa del barrio La Alameda de Medellín, tras cavilar y cavilar, definitivamente Cochise no recordó quien fue su compañero, por consiguiente, menos el tiempo que ‘hicieron’. En verdad, su memoria el único dúo que retiene es el que hizo con Felice Gimondi, ese mismo año, para correr el prestigioso Trofeo Baracchi que ganaron el domingo 21 de octubre tras cubrir en 2.18.08 horas los 119 kms que separan Bérgamo de Brescia.

Ese viernes 18 de mayo, Merckx con Roger Swerts, fueron los más veloces al registrar 6 minutos 47 segundos para los 5.2 kilómetros en Verviers, inundada de seguidores nativos del ‘Ogro’, quienes solo recorrieron 74.52 kilómetros desde Meensel–Kiezegem para ver en persona al ídolo de la tierra pues allí nació un 17 de junio de 1945. Segundos entraron Roger de Vlaeminck y Patrick Sercu (Brooklin), a dos segundos.

Definido el portador de la camiseta rosada, en la jornada sabatina empezaron los 3,796 kilómetros generales con el primer tramo en línea, Verviers–Colonia  (Alemania), otra vez dominado por Merckx, ahora con 3.09.20 horas. Pero si el más neófito de los participantes (claro Cochise) había tenido nervios, los dejó en el prólogo, pues no se intimidó ante el pelotón mundial al estar a la altura en esos 137 kms de fondo al cronometrar el mismo tiempo del ganador.

Evocó el corredor nacional, “que sinceramente no había tiempo para temores, había que responder a la confianza que don Vittorio había depositado en mí. Me sentía bien preparado gracias a las carreras que había hecho. Siempre estuve atento a cualquier contratiempo que se presentara, que si el hombre (el líder Felice Gimondi) se pinchaba yo estaba ahí, no le fallé, tenía muy claro mi condición de gregario y a mi parecer, cumplí en ese Giro”.

Tras dos semanas de competencia, un giorno di riposo (descanso) y 2.937 kilómetros recorridos, Cochise se robó el protagonismo el domingo 3 de junio al vencer en la jornada Florencia–Forti dei Marmi, la decimoquinta. Faltando dos kilómetros partió y cruzó la meta de los 150 kms en 3.41.42 horas, tres segundos menos que Marino Basso, ex campeón mundial de Gran Fondo en Carretera, quien encabezó el gran lote. Para la historia: primer latinoamericano que alcanzó un éxito intermedio en el Giro de Italia.

“Nunca nadie me dijo nada por ese atrevimiento que tuve, me sentí bien, como si estuviera en Colombia, no tenía libertad por ser el gregario de Gimondi, pero desde que me fui de mi país estaba convencido, tenía la convicción que lo iba a hacer. Se presentó la oportunidad, el lote me dio libertad y mire lo que pasó”, rememoró Rodríguez Gutiérrez sobre ese primer momento de gloria en Italia, del cual la Agencia Francesa de Prensa (AFP), escribió instantes después:

“Triunfo debido a sus condiciones físicas, pero –sobretodo– a su habilidad. (…) Nadie contaba con Cochise. El colombiano, recordando su calidad de pistero, aceleró en forma fulminante. (…) La brutal arrancada sorprendió a todos, cuando reaccionaron, él ya volaba hacia la victoria. Se lanzaron para intentar dar alcance al intruso que se entrometía en las competencias reservadas, generalmente, a velocistas reputados. (…) Había llegado como simple ‘acólito’ de los ases Marino Basso y Felice Gimondi”.

Esa fracción dio paso al segundo receso. Luego, últimos 859 kilómetros hacia el noreste italiano hasta el sábado 9 de junio, en Trieste, donde si consideró cumplida la misión tras 20 etapas durante 23 días, que dejaron a Martín Emilio Rodríguez Gutiérrez en el puesto 41, a una hora 41 minutos 10 segundos de Eddy Merckx, quien con 106.54.41 horas, sumó la cuarta corona e igualó lo que en 1927 había hecho el mítico Alfredo Binda (QEPD): vencer ‘de sol a sol’ en la Corsa Rosa.

Cochise fue uno de los 113 que pasó la meta final y contribuyó a que Bianchi–Campagnolo fuera uno de los planteles que terminó completo, muy a pesar de eso, no le alcanzó para ganar la clasificación por equipos, modalidad que se acreditó Molteni por puntos (7.731) gracias al aplastante dominio de su capo, vencedor de seis fracciones, y de la buena ubicación de sus corredores en las etapas. Igualmente, Gimondi escoltó a Merckx, a 7 minutos 42 segundos.

Ritter fue séptimo a 24.24 minutos, Cavalcanti decimoséptimo a 55.53 minutos, Cochise 41, Michelotto 56 a 1.57.28 horas, Santambrogio 61 a 2.13.50 horas, Basso 84 a 2.50.49 horas, Mori 96 a 3.06.18 horas, Gualazzini 101 a 3.18.15 horas y Guerra 106 a 3.24.03 horas. Último fue el italiano Franco Ongarato (Dreherforte) a 4 horas 25 minutos 9 segundos. El 29 de mayo cumple 64 años.

Al año siguiente, Cochise participó por segunda ocasión, pero no como único colombiano, lo acompañó el boyacense Rafael Antonio Niño Munévar, quien corrió para Jolly Cerámica, igualmente en calidad de coequipero, esa vez del italiano Giovanni Battaglin. ‘El Niño de Cucaita’ le ‘robó’ la posición a su connacional al terminar de 41 (distante 1.28.58 horas), en tanto que éste subió 23 casillas respecto a 1973, al ser decimoctavo a 26.36 minutos de Merckx.

Dos veces rozó el triunfo. El 24 de mayo, el octavo tramo, Chieti–Macerata, 150 kms, lo perdió al embalaje con el local Franco Bitossi, y el primero de junio, en el decimoquinto, San Remo–Valenza, 206 kms, en remate masivo culminó de cuarto tras los anfitriones Mauro Simonetti, Bruno Zanoni y Ercole Gualazzini, todos con 5.51.54 horas. Dos día antes, la caravana fue obligada a descansar donde Cochise había ganado en 1973 (Forte Dei Marmi), por un acto terrorista en Brescia.

El sábado 17 de mayo de 1975, en Milán, el paisa arrancó su tercera y última presencia en el Giro de Italia, sin Merckx, cuyo equipo Molteni se retiró a última hora. En la séptima etapa, Cochise ganó el premio de montaña en el monte Satriano pero a 15 kms de la meta lo alcanzaron. Una semana después, hizo la mejor contrarreloj individual en sus tres participaciones al ser décimo ¿dónde? en Forte Dei Marmi. Para los 37 kms cronometró 48.42 minutos, a 1.38 minutos del ganador Battaglin.

La gloria volvió a abrazarlo el jueves 5 de junio en la decimonovena jornada, Baselga di Piné–Pordenone, al triunfar por segunda vez en la Corsa Rosa. Desde los 36 kms se fugó. Llegó a tener 15 minutos a su favor, pero finalmente venció al italiano Adriano Pella en la raya. Para los 175 kms hizo 3.54.36 horas. En la jornada sabatina, finalizó en el puesto 33, a 1.20.55 horas del inesperado Campione de la casa Fausto Bertoglio, con 111.31.24 horas.

El 13 de junio, junto a Gimondi, ganó dos pruebas de pista en el Gran Premio de Verona, ómnium y cronómetro. El 26, inició un nuevo e inédito desafío al convertirse en el primer Escarabajo en participar en la prueba más célebre del mundo rutero: el Tour de Francia. El domingo 20 de julio pasó los Campos Elíseos, en París, en el puesto 27 de la clasificación individual. El novato había cumplido la tarea, aunque esa clasificación (que nació en ese 1975) fue para el italiano Francesco Moser al concluir de séptimo.

Su siguiente presentación en Europa fue el 27 de agosto en Mettet, Bélgica, en el último Mundial de su carrera. Ocupó la decimonovena casilla en los 266 kms de la prueba de ruta Gran Fondo en Carretera, a 4.06 minutos del campeón holandés Hennie Kuiper, quien registró 6.29.19 horas. El 12 de septiembre, en los 245 kms de la Vuelta Veneto, es décimo a 45 segundos del vencedor suizo Roland Slam. El martes 4 de noviembre de 1975, disputó su última prueba en Maggiora, Italia.

Después de un meritorio descanso y luego de tres años con Bianchi, el 26 de noviembre pensó: “es hora de retornar al país”. A bordo del barco Rossini, llegó a Cartagena el domingo 14 de diciembre. Allí se le brindó una recepción de héroe. Ya había pasado la revuelta que le impidió competir en su propia patria en 1972. Nadie hizo reclamos y para 1976 por arte de lo que el tiempo hace olvidar, otra vez se volvió aficionado, se reintegró al pelotón nacional el hombre que abrió el camino de las participaciones y de las victorias colombianas en el Giro de Italia: Martín Emilio Cochise Rodríguez Gutiérrez.

Anuncio
Haz clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja una respuesta

Ruta

Fernando Gaviria encabeza la avanzada colombiana en el Memorial Pantani

Publicado

el

Fernando Gaviria, la carta del UAE-Team Emirates para el Memorial Pantani 2021. (Foto BettiniPhoto©2020)

La avanzada colombiana prosigue su andadura por tierras italianas con la decimoctava edición del Memorial de Pantani, una carrera que, pese a llevar el nombre de uno de los mejores escaladores de la historia reciente, no tendrá alta montaña dentro de su recorrido.

En total serán ocho los pedalistas nacionales que afrontarán un trazado de 196 kilómetros que incluye pequeños puertos, antes de una llegada completamente llana en Cesenatico, pueblo natal del ‘Pirata’.

Fabio Felline ganó el Memorial Marco Pantani 2020. Foto Roberto Bettini/BettiniPhoto©2020

La lista de colombianos la conforman Fernando Gaviria del UAE-Team Emirates; Iván Sosa del Ineos Grenadiers; Einer Rubio del Movistar Team; Jhonatan Cañaveral del Bardiani-CSF Faizane; Kristian Yustre del Giotti Victoria-Savini Due; Nicolás David Gómez del Team Colpack Ballan y cerrando la participación Jhonatan Restrepo y Daniel Muñoz del Androni Giocatolli.

El recorrido de la prueba sale en Castrocaro y Terra del Sole, luego la jornada transcurrirá por un circuito urbano de 3,8 kilómetros que se repetirá cinco veces. En los primeros compases de la prueba habrá tres cotas montañosas que no darán respiro. Luego los pedalistas pasarán tres veces por el Montevecchio, la más dura con 4 km al 7,5%, el ‘Muro di Lingiano’, con 500 metros al 12% y una sección de adoquín, será el último escollo a 40 kilómetros de meta.

Seguir leyendo

Ruta

Colbrelli toma revancha, vence la sexta etapa y asume el liderato del Benelux Tour

Publicado

el

Créditos Benelux Tour
Foto Oficial del Benelux Tour

El italiano Sonny Colbrelli (Bahrain-Victorious) se llevó la victoria en solitario en la sexta etapa del Benelux Tour disputada entre Ottignies-Louvain-la-Neuve y Houffalize sobre 207,6 kilómetros y asumió el liderato de la competencia.

En una jornada con muchos repechos, que dio un revolcón en la clasificación general. A la rueda de Colbrelli entraron Matej Mohoric (Bahrain- Victorious) y Jasper Styven (Trek-Segafredo), segundo y tercero respectivamente.

La jornada comenzaba con la noticia del abandono del colombiano Fernando Gaviria, quien no tomó la salida, en una fracción que no le veía bien por la cantidad de repechos.

A pocos kilómetros de ser lanzada la carrera dos hombres, que no inquietaban en la clasificación general, se aventuraron Geraint Thomas (Ineos Grenadiers) y Jonas Rickaert (Alpecin Fenix). Los escapados no le daban respiro al lote y rápidamente tomaban una ventaja considerable que rozaba los cinco minutos.

Con más de la mitad del recorrido cumplida, el gran lote se pellizcaba con los equipos Team Jumbo Visma y el Lotto Soudal colocándose al frente. Los dos conjuntos tomaron la responsabilidad de cazar a los fugados, que veían como la ventaja, que llegó a estar por encima de los 5 minutos bajaba hasta 2:36″.

Con el pelotón estirado se pasaba por el primer sprint del día en Cota montañosa de Saint-Roch. El británico Geraint Thomas lo hacía primero, mientras que tres pedalistas peligrosos para la general saltaban del lote en procura del puntero: Sonny Colbrelli (Bahrain-Victorious), Matej Mohoric (Bahrain- Victorious) y Marc Hirsh (UAE-Team Emirates),

Antes de coronar la cota montañosa de Achouffe, con menos de 25 kilómetros para la meta, dos de los punteros eran cazados por el pelotón comandado por Philippe Gilbert (Lotto Soudal), quien asumió la responsabilidad de la persecución. Sonny Colbrelli (Bahrain-Victorious) resistía solo en cabeza de carrera.

Pensando en las bonificaciones de tiempo Tom Dumoulin (Team Jumbo-Visma) y Victor Campenaerts (Team Qhubeka NextHash) decidían atacar, atrás quedaban dos perseguidores, Tim Wellens (Lotto Soudal) y Jasper Styven (Trek-Segafredo). A falta de kilómetros Sonny Colbrelli (Bahrain-Victorious) resistía solo en cabeza de carrera con 40 segundos de ventaja sobre un grupo reducido, que veía como se llevaba la etapa.

La última etapa de la carrera belga se disputará este domingo sobre 181,8 kilómetros de recorrido entre Namur y Geraardsbergen.

Seguir leyendo

Noticias

Davide Rebellin se une al Work Service Marchiol para su 29ª temporada como profesional a los 49 años

Publicado

el

Rebellin encarará a los 49 años su temporada número 29 como profesional con el equipo italiano Work Service Marchiol (Foto©WorkServiceMarchiol)

Davide Rebellin anunció este sábado que correrá para el equipo italiano Work Service Marchiol para la que será su temporada número 29 como profesional y al borde de cumplir los 50 años. Rebellin inaugurará su temporada en el Trofeo Laigueglia el 3 de marzo, apertura de la temporada italiana.

El corredor italiano estuvo cerca de integrar el Camboya Cycling Academy con sede en Francia. Sin embargo, nunca acordó los términos finales y este sábado anunció que formaría para el 2021 con el Work Service Marchiol mostrando la camiseta y bicicleta oficiales del equipo. 

Davide Rebellin disputó en 2020 el Campeonato Nacional italiano (Valerio Pagni/BettiniPhoto©2020)

“Es genial establecer nuevos objetivos y ayudar a la dirección del equipo después del apoyo que me han brindado. El ciclismo es más que un trabajo para mí, es una pasión ”, dijo Rebellin. “Me veo reflejado en los jóvenes corredores del equipo, en sus esperanzas y aspiraciones. Más que enseñarles cosas, espero transmitir a todo el equipo las emociones que me ha dado el ciclismo”. 

Como parte del acuerdo, Rebellin ayudará a desarrollar y probar la marca de bicicletas Dynatek con sede en Padua, muy cerca de las raíces del propio corredor en la región de Véneto, al noreste de Italia.

Rebellin es un verdadero veterano de mil guerras en el pelotón mundial. Se convirtió en profesional después de los Juegos Olímpicos de 1992 destacándose como un espectacular clasicómano con victorias en Amstel Gold Race, Flecha Valona y Lieja-Bastoña-Lieja en 2004. En su palmarés también se cuentan victorias en París-Niza, Tirreno-Adriático, Clásica San Sebastián y una etapa del Giro de Italia de 1996. 

Rebellin será ciclista y parte del staff técnico del equipo Work Service Marchiol en la temporada 2021 (Valerio Pagni/BettiniPhoto©2020)

En 2008 ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos en Beijing, pero la perdió tras dar positivo por EPO CERA, y aunque siempre negó cualquier mala actuación de su parte, cumplió su sanción y regresó al pelotón, aunque en un nivel muy inferior al acostumbrado. 

Rebellin corrió para el Serramenti PVC Diquigiovanni-Androni Giocattoli y luego para el CCC Polsat antes de unirse a una serie de pequeños equipos continentales italianos. En 2015 ganó la Coppa Agostoni, mientras que su última victoria fue una etapa en el Tour de Irán en 2017.

«La contratación de Rebellin no fue una casualidad, es una muestra de la evolución de nuestro proyecto y ahora él es parte de todo. Es un ejemplo de trabajo duro y dedicación para todos. Será una fuente de inspiración para los jóvenes corredores de nuestro equipo”, puntualizó el propietario del equipo Massimo Levorato.

Seguir leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio