Connect with us

Editorial

Las Escapadas de Héctor Urrego: COLOMBIA, Potencia Mundial

Desde hace ya varios años, Colombia viene perteneciendo a la lista de países considerados POTENCIA MUNDIAL en el exigente mundo del ciclismo de alta competencia en todas sus modalidades: Ruta, Pista, BMX y Ciclomontañismo. Ese calificativo no es fácil de alcanzar y requiere de toda una serie de componentes y requisitos que solo el paso de los años, sus resultados, tradición e historia los avalan.

Publicado

el

Las Escapadas del Profe Urrego

Las Escapadas del Profe Urrego

Desde hace ya varios años, Colombia viene perteneciendo a la lista de países considerados POTENCIA MUNDIAL en el exigente mundo del ciclismo de alta competencia en todas sus modalidades: Ruta, Pista, BMX y Ciclomontañismo. Ese calificativo no es fácil de alcanzar y requiere de toda una serie de componentes y requisitos que solo el paso de los años, sus resultados, tradición e historia los avalan.

No es aventurado señalar que es en los años 70, cuando nuestro país comienza a escribir su historia a nivel mundial para llegar al grupo de las potencias, con los títulos de La Hora en 1970 y el Mundial en 1971, de los 4.000 mts Persecución Individual alcanzados por el inolvidable Martín ‘Cochise’ Rodríguez, quien habría de seguir allanando el camino convirtiéndose en el primer ciclista colombiano en ganar una etapa del Giro de Italia en 1973 y otra en 1974, involucrándose, él y Colombia, de lleno en la élite del pedalismo mundial, amén de otras esporádicas pero impactantes apariciones de ciclistas y equipos colombianos en el viejo continente o en este lado del mundo, que dejaron huella indeleble.

Pero es a partir del triunfo impresionante de Alfonso Flórez (q.e.p.d.) en 1980 en el Tour del Avenir en Francia, cuando se abren las compuertas de manera definitiva para que pudiese irrumpir entonces cada año, un equipo, o un ciclista o varios de ellos mostrándole al mundo el talento clase natural del ciclista colombiano, su valor y determinación para abrirse espacio en la vieja casona del ciclismo, o en USA donde aparecía también un nuevo ciclismo.

Los años 80 se convirtieron en un desfile de talento colombiano en las más grandes carreras del mundo, traducido en sensacionales victorias totales (Dauphiné Liberé-84; Vuelta a España 87, Podio Tour de Francia 88) o parciales (Etapas y títulos de mejor escalador) en todas las circunstancias deportivas, climáticas y organizativas de la mejor expresión del deporte del ciclismo.

Los nombres de Martín Ramírez, Luis Herrera, Fabio Parra, José Patrocinio Jiménez, ‘Pacho’ Rodríguez, pasaron a engrosar la lista de los grandes astros del ciclismo orbital, junto a los “monstruos” de la época: Bernard Hinault, Greg Lemond, Laurent Fignon (q.e.p.d.), Miguel Induráin, Sean Kelly, Tony Rominger.

Todos juntos contribuyeron a que el rancio mundo del ciclismo profesional y de élite aceptara que había llegado un nuevo país a hacer parte de las potencias mundiales: Colombia.

Dando paso a la transición de la nueva década, siguieron en los 90, los nombres de Oliverio Rincón, Álvaro Mejía, ‘Chepe’ González, Hernán Buenahora, Freddy González, Iván Parra, encargados de seguir labrando ese camino y sosteniendo esa posición en medio de grandes actuaciones, tal vez con pocas pero suficientes victorias, también sonoras derrotas, pero todos convencidos de honrar la historia de sus antecesores y lo lograron.

Correspondió posteriormente a Mauricio Soler y Santiago Botero, encabezar en los comienzos del 2000 la lista de otra camada de ciclistas colombianos que también decidieron irse a buscar mejores horizontes en Europa, logrando demostrar no solo que el ciclismo colombiano seguía existiendo sino progresando, como lo demostró Botero con su victoria como Campeón Mundial Contra Reloj en 2002, algo impensable 15 años antes, mientras Soler y el mismo Botero reeditaban títulos como los mejores escaladores del Tour y se situaban cerca del podio con Botero cuarto, lo mismo que había hecho Mejía poco tiempo antes.

Lo anterior, sin contar también los extraordinarios logros alcanzados a nivel olímpico y mundial en las pistas de los velódromos, las de BMX y las del ciclomontañismo en los últimos 12 años, especialmente con nombres tan rutilantes como los de Mariana Pajón, María Luisa Calle, Leonardo Páez, Carlos Mario Oquendo, Fabián Puerta, Juan Esteban Arango, Fernando y Juliana Gaviria, etc, perteneciente también a la raza de hombres y mujeres colombianos nacidos para ser ciclistas.

Y… finalmente, el ciclismo colombiano consigue hoy mostrar su avance vertiginoso en la lista de las grandes potencias, al ubicarse como segunda nación detrás de España, en el ranking oficial de la UCI, gracias a la llegada de una nueva generación ciclística colombiana, producto de un proceso y formación en las carretas colombianas y competencias del país regidas por la FCC, sus ligas y clubes.

Esa generación, totalmente adaptada a las exigencias del ciclismo que hoy se practica –independientemente de si se trata de carreras de un día, por etapas, o las tres “grandes”-, con hombres que están en los grandes equipos del mundo hace 2 y hasta 6 años, es igualmente responsable junto con australianos, canadienses, norteamericanos, entre otros, de la verdadera mundialización del ciclismo.

Nairo Quintana, Sergio Luis Henao, Rigoberto Urán, Carlos Betancur, Esteban Chaves, Miguel Ángel Rubiano, José Serpa, Fabio Duarte, Darwin Atapuma, Cayetano Sarmiento, Jarlinson Pantano, Julián Arredondo, y muchos más que están llegando, integran hoy el arsenal con el que Colombia no solo llega a esta privilegiada posición dentro del ciclismo mundial, sino que se apresta igualmente a seguir perteneciendo a ella, porque es una distinción que ni se rifa, se compra o se vende. Así sea…

Anuncio
Haz clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deja una respuesta

Editorial

Mandamientos para que no roben su bici

Publicado

el

Por: Carlos Ballesteros

El robo de bicicletas en Colombia se convirtió en una problemática de notable crecimiento en tiempos de pandemia.

Debido al aumento del flagelo que nos rodea, como bici usuarios debemos protegernos, siguiendo estos 10 mandamientos:

• Evite seguir la misma ruta cuando salga a la calle para que los ladrones no conozcan su rutina. Y, además, procure no utilizar el mismo parqueadero para guardarla.

• No transite por lugares con poca iluminación, solitarios o conocidos por su inseguridad.

• Recuerde que existe “el ladrón amigable”; aquel que se acerca en su bici, conversa para generar confianza y luego le pide la suya prestada, dejándole la de él, o quien en otros casos, con la ayuda de sus cómplices, la desaparecen.
• Cuando salga a pedalear en su máquina, hágalo preferiblemente en grupo y procure no quedarse fuera de este.

• Busque la forma de instalar un sistema o elemento de rastreo satelital en su bicicleta.

• Un gran porcentaje de los robos se produce por dejar la bicicleta fuera de la vista, en el carro, en algún paradero ciclístico, o en los sitios a los que se traslade con ella. Aquí el delito es más por la oportunidad y el descuido.

La bicicleta siempre debe permanecer asegurada a algo que sea sólido, fijo e irrompible. Lo más recomendable es utilizar un candado en U que, preferiblemente, tenga un nivel cinco de seguridad, colocándolo de manera que se protejan el marco y los rines. Además, para mayor precaución, si no se va a utilizar durante varios días, lo más conveniente es dejarla sin los pedales y con las ruedas desinfladas para evitar que el ladrón se desplace en ella.
• Nunca hable con desconocidos acerca del valor de su bicicleta. Algunos usuarios que emplean la bici para su desplazamiento acostumbran camuflar la marca con un adhesivo para despistar a los dueños de lo ajeno.

• No haga negocios por internet con desconocidos, pues supuestamente le consignan, pero adulterando el valor en la casilla “efectivo”.

• Personalice la bicicleta lo más que pueda, hágale marcas en el cuadro, en los rines y en la suspensión. Regístrela en alguna página de internet con sus respectivas fotos, para facilitar la identificación y la recuperación.

Como usuario de la bicicleta, tenga siempre presente que únicamente se debe comprar en establecimientos de comercio reconocidos, que entreguen documentos como facturas y tarjetas de propiedad para no contribuir con la propagación de este delito.

Frente a este fenómeno, es conveniente tener en cuenta, que en algunos casos la justicia en Colombia opera de manera equívoca con los ladrones de bicicletas y las victimas que se defienden, terminando así los delincuentes en libertad y recibiendo, de forma sorprendente, indemnizaciones por los daños recibidos. Esto ocurrió hace un tiempo en Bogotá, cuando los maleantes fueron indemnizados con dos millones de pesos y, por el delito de tentativa de homicidio, la víctima del atraco fue condenada a pagar 24 meses de cárcel. Como para Ripley.

Ya que la jurisprudencia colombiana no opera en concordancia con la autoridad, el mensaje es: señores ciclistas, hay que tener mucho cuidado con los atracadores, para que no vayan a ser lastimados durante la ejecución del delito y así evitar perder la vida, la libertad y no correr el riesgo de tener que indemnizar a “los pobres” delincuentes.

En Colombia, qué fácil es pasar de ser víctima de un atraco a victimario, por salir en defensa de nuestra vida y bienes, ya que las autoridades hacen un llamado a la comunidad para que no se intente tomar la justicia por cuenta propia y “respetemos” de paso la delincuencia. De verdad que ¡ESTAMOS JODIDOS!

Seguir leyendo

Editorial

“En tiempos de cuarentena” Pablo Mazuera

Publicado

el

Pablo Mazuera nos invita a reflexionar durante estos tiempos de crisis sobre el estilo de vida que llevamos y nuestro rol en el planeta tierra que todos compartimos (Fotos©PabloMazuera/©Fundación Mezuena/©Team Specialized-Tugó)

Inicio este artículo diciendo que no pretendo analizar ideas o escribir acerca de lo que ya todos compartieron y leyeron, quisiera dar un bonito mensaje personal en este corto escrito que espero puedan leer y compartir.

En tiempos difíciles como el que estamos comenzando a vivir debemos sacar lo mejor de nosotros, la educación que nos inculcaron en casa, en nuestros colegios y los valores que nos deja una actividad tan bonita y gratificante para todos como lo es el ciclismo o cualquier deporte.

Los ciclistas tenemos algo que nos caracteriza, la DISCIPLINA y el RESPETO, es momento de aferrarse a estas importantes herramientas y combinarlas con los demás valores positivos que aprendemos gracias a nuestro deporte, verán lo poderoso que puede ser este sentimiento que nos llevará a darle tranquilidad y ejemplo a nuestras comunidades.

Iniciamos actualmente un nuevo periodo de nuestras vidas, no estábamos acostumbrados a estar en casa tanto tiempo, no estábamos acostumbrados a compartir tanto con nuestras familias, no estábamos acostumbrados a tener que mirar las montañas de lejos sin poder disfrutarlas, a taparnos la cara, a no poder saludar o socializar, hay sentimientos de impotencia, decepción e incertidumbre, todo esto es entendible. 

Así como la carretera pone a cada ciclista en su lugar, veremos a la vida poniendo en su lugar a quienes gracias a su avaricia y arrogancia piensan primero en el dinero y el bien particular que en la salud, las personas, la vida y el planeta.

Vienen unos días difíciles, seguramente habrá cuarentena prolongada, más infectados, muertos, caos en el mundo entero, es momento para reflexionar acerca del ritmo de vida que llevamos en la actualidad, personalmente creo que es una alerta que nos muestra el planeta para tomar medidas para que la evolución de la especie humana no acabe con nuestra civilización.

Egán Arley Bernal, Brandon Rivera, Xiomara Guerrero y Pablo Mazuera, representaron con grandes resultados a Colombia en Costa Rica

Sabemos que los recursos naturales no son infinitos, hasta el momento nuestro modelo de vida no es sostenible y parece como si no nos importara, el planeta ha sido generoso pero debemos revaluar nuestro sistema de vida, solo tenemos un planeta, una sola casa que disfrutamos y compartimos todos.

Todos nos veremos afectados con esta situación, a los deportistas nos aplazaron los Olímpicos y todas las competencias quedaron en el aire, hay incertidumbre en cuanto a los nuevos objetivos y además con imposibilidad de salir a entrenar, todo cambiará, será un año de transición a lo que espero pueda ser una nueva vida mas consiente con nuestro planeta, más sostenible.

Pablo Mazuera ya piensa en lo que será la temporada 2016 con el Team-specialzied-Tugó

Demos gracias a la vida por todo lo bonito que nos ha dado, por tener una linda familia, buenos amigos, con humildad demos gracias al universo por poder respirar, por poder consumir alimentos que nos brinda la tierra todos los días, por podernos mover, hablar, reír, pensar, vivir, por todo lo básico que siempre hemos tenido y que ahora valoramos más. 

El principal antídoto a este virus es una buena alimentación y el quedarnos en casa, compartiendo con los nuestros y además tomándonos un valioso tiempo para pensar en nosotros, para conocernos mejor a nosotros mismos y recapacitar nuestras acciones.

Peña junto a su Manager, Pablo Mazuera

Ya llegará el momento de volver a salir, de lo que ojalá sea una nueva etapa global, de valorar más a las personas, con conciencia social, tolerancia y acciones para la conservación ambiental y sostenimiento de nuestro único planeta.

Un gran saludo a todos los ciclistas, deportistas y seguidores de la Fundación Mezuena, por nuestro lado estaremos garantizando que nuestra comunidad esté bien, y cuando sea prudente retomaremos labores organizativas de nuestros eventos y actividades.

Por: Pablo Mazuera Zambrano (Presidente Fundación Mezuena)

Seguir leyendo

Editorial

Las Escapadas de Héctor Urrego: Las Tres Grandes en su laberinto.

Publicado

el

El "Profe" Héctor Urrego analiza que viene para Giro de Italia, Tour de Francia y Vuelta a España ante la pandemia de coronavirus que azota al mundo. (Foto©Revista Mundo Ciclístico)

La pandemia que sacude al planeta afecta todo tipo de actividades y el deporte en general no podía ser la excepción. Ya se vio con el aplazamiento de los Juegos Olímpicos y en el caso del ciclismo que tiene entre su calendario tres mega eventos, estamos próximos a saber cuál será su destino final en este año ante la llegada inminente de sus fechas de inicio.

El Giro de Italia, originalmente programado del 9 al 31 de Mayo (organizado por RCS Sports) produjo un comunicado oficial, primero anunciando la cancelación de la partida en Budapest y luego la postergación de su fecha de inicio, tras esto sus dueños se han limitado a alguna declaración superficial dando paso a diversas especulaciones sobre varios planes a seguir como inicio en Sicilia tres semanas más tarde, reducirlo a dos semanas, aplazarlo para el otoño, pero nada es posible considerar hoy ante la cruel situación que atraviesa el país de la bota, uno de los más terriblemente afectados frente a la pandemia.

Sin embargo, es de esperarse que dentro de pocos días se conozca una decisión oficial que determine el futuro inmediato del primero de los tres eventos gigantes del ciclismo. Al igual que los Juegos Olímpicos, la legendaria carrera rosa pareciera ir camino de su aplazamiento inminente puesto que no es fácil pensar hoy, a sólo 45 días de la primera etapa, se pueda desarrollar el evento en el cual está precisamente involucrada toda la geografía de Italia, con su última y decisiva semana en el norte -sector más golpeado por el virus- como punto culminante y miles de personas en torno a la carrera , además del pobre y casi nulo nivel técnico y de preparación con el que contarían los participantes.

El Tour de Francia, considerado el tercer evento deportivo del mundo después de los Juegos Olímpicos y el Campeonato Mundial de Fútbol, por su parte tampoco se ha pronunciado de manera oficial y ha mantenido la misma política del COI hasta hoy frente a los Juegos Olímpicos, esto es mantener las fechas y recorridos originales pactados desde 2019. 

Pero ante el aplazamiento de la olimpiada en Tokio que comenzaba una semana después de finalizado el Tour, el mundo del ciclismo se pregunta cuál será la suerte de la carrera más grande e importante del mundo puesto que el tiempo de maniobra, 100 días, es menor que el de la olimpíada.

Francia es un país también fuertemente golpeado por la pandemia y no parece fácil llevar a cabo un certamen que viaja por todo el país y reúne miles de personas en salidas, llegadas y a lo largo de cada etapa, además de todo el personal involucrado en la caravana, que solamente entre equipos, organización y medios de comunicación suman cerca de 5.000 seres humanos que requieren hotelería y se encuentran en permanente contacto.

Se alcanzó a especular con un Tour de Francia siguiendo la dinámica de Paris-Niza (No acceso del público en salidas y llegadas, no caravana publicitaria, tampoco la «village» de las ciudades de salida y los lugares VIP de las llegadas) pero la realidad es otra frente a la evolución de la pandemia y los tiempos de que se dispone para tomar una decisión en torno a realizarla en la fecha prevista (27 de junio-19 de julio), tiempo que cada vez más se reduce en forma angustiosa para todos . 

Lo anterior pone al mundo del ciclismo en un verdadero laberinto del cual difícilmente podría salir bien librado este año en cuanto a la realización de sus tres grandes eventos, aceptando que la Vuelta a España tendría un margen de tiempo mayor para avizorar su futuro pues se corre del 14 de Agosto al 6 de Septiembre y cuenta con cuatro meses y medio para arrancar pero solo tres y medio para resolver, por parte de los organizadores, si es viable o no llevarla cabo en un país igualmente golpeado duramente por el coronavirus y esperando establecer cuales serían las condiciones sociales, económicas y deportivas existentes en el momento de pensar en un retorno a la normalidad.

El belga se impuso en el espectacular circuito olímpico de Río de Janeiro

Managers, entrenadores, ciclistas, patrocinadores, organizadores, medios de comunicación y dirigentes se encuentran hoy en medio de la tempestad y solo el paso del tiempo podrá decirnos hasta cuando será posible vivir la fiesta anual del ciclismo con este tridente histórico, sin contar con las demás pruebas del calendario internacional hoy totalmente bloqueado, como el resto de las actividades de la industria del deporte, una de las más poderosas de este planeta.

Seguir leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio