Connect with us

Ruta

Como en las travesuras del Chavo y el Chapulín

Publicado

el

Por: Carlos Ballesteros

Desde que estaba pequeño, con las historias contadas por mis abuelos y padres, entendí que Colombia ha convivido siempre con la violencia, la desigualdad, la pobreza y la corrupción, entre otros males. La violencia pasó del derramamiento de sangre por defender un color político, al papel protagónico de las guerrillas, los paramilitares, el narcotráfico y los grupos delincuenciales. En suma, un país que no conoce lo que es la paz, pero sí la lucha por el poder.

Con el paso de los años, los partidos políticos han demostrado la falta de capacidad para manejar la creciente problemática que nos envuelve, debido a su desconexión con la sociedad. Sin entender, que como dice el Chavo del Ocho: “fue sin querer queriendo”, abonan el terreno a la nueva izquierda colombiana, porque en su mayoría, sin importar el color o las banderas, dejaron sin una solución final las dificultades que arrastra la nación. Además, el pueblo está como el profesor Jirafales ofuscado diciendo: “Tá,tá,tá, debido a los nuevos impuestos, y el Gobierno le contestó: “Bueno, retiro la reforma tributaria pero no se enoje”, así como lo expresaba el Chavo.

El sentimiento generalizado, es que la sociedad está cansada de que muchas de las promesas de campaña no se cumplan. Han sido millares de campesinos, pobres, desamparados y desarraigados, que durante años dijeron: “fíjate, fíjate, fíjate” a cada gobierno de turno y, aunque “lo sospecharon desde un principio”, nada cambió de forma radical porque “se aprovechan de su nobleza”.

Podrán decir los políticos de los partidos tradicionales: “es que no nos tienen paciencia”, pero los que acosan son el hambre, el inconformismo, el desempleo y las necesidades insatisfechas, factores de quiebre que podrían marcar grandes diferencias.

En esta crucial época, la sociedad en su conjunto andaba pidiendo a gritos el retiro del proyecto de reforma tributaria, y como dice Quico -otro de los personajes del Chavo-: “anda di que sí, que te cuesta, di que sí; anda, di que sí; no seas malo”. Y el Gobierno al no hacerlo, contestaba “cállate, cállate que me desesperas”, en lugar de haber realizado previamente un consenso con múltiples representantes de todos los sectores de la nación, de la misma manera como lo hacían el profesor Jirafales y doña Florinda “¿Les gustaría pasar a tomarse una tacita de café?”.

Las protestas de estos días se han visto afectadas, infortunadamente, por la presencia de vándalos, y es aquí cuando los manifestantes pacíficos hicieron uso de las palabras de doña Florinda: “vámonos, no nos juntemos con esta chusma” que destruyó brutalmente a su paso sistemas de transporte y bienes de uso común, a pesar de que algunos digan: “es que se nos chispotió”. La comunidad en general les pide a los vándalos, como también lo hace el profesor Jirafales: “silencio, silencio, silencio”, y les deja claro que no le simpatizan porque los bien intencionados son más.

Infortunadamente, en medio de las jornadas, nunca se conocerá en detalle la realidad de cuántos fueron los muertos en estas movilizaciones. Si las capturas de los infractores, algunos infiltrados, fueron o no justas, ni el número de excesos de autoridad como tampoco cuántos policías fueron brutalmente atacados. Lo único cierto es que todos perdimos y la única ganadora fue la violencia, sembrando odio y venganza, debido a una polarización alimentada por las redes sociales, en las que se pide respeto a los derechos humanos, para los de uno y otro lado, como si se tratara de una guerra. El dolor que se manifiesta con declaraciones como:” (…) a él lo mataron”, aplica igualmente para la muerte de un manifestante como para la de un policía, porque todos tienen familia. Son seres humanos. No se trata de quién disparó primero, porque el primer ataque fue a las necesidades y urgencias básicas del pueblo.

Mientras tanto, en este panorama de incertidumbre, muchas familias viven con dolor lo sucedido por pérdidas en su producción agrícola, negocios cerrados, a lo que se suman empresarios y comerciantes, quienes fueron víctimas de los saqueos y la violencia extrema. Con angustia y desesperanza estos compatriotas vieron cómo su esfuerzo de tantos años se perdió por completo a pesar de sus gritos desesperados de “calma, calma que no panda el cúnico”, saliendo más perjudicadas, paradójicamente, las personas de bajos recursos por las cuales las marchas hacían su defensa.

Como en la fantasía caricaturesca, no existió en el Gobierno un superhéroe al estilo del Chapulín Colorado, para que con sus antenas de vinil detectara que se iba a usar la reforma tributaria como caballito de batalla para incentivar el caos, el vandalismo y la violencia. Ni alguien que dijera “espérame tantito, espérame tantito”, como decía Quico, para aprobar una reforma necesaria, pero inoportuna, que debería buscar también los recursos en la corrupción, el gasto burocrático y en los paraísos fiscales, entre otros.

Frente a la actual situación, y a futuro, no se vislumbra ningún líder político que pueda tener una imagen sólida para enfrentarse con el contrincante de la izquierda, apoyado en la desconfianza en los políticos y las instituciones. Ojalá si la izquierda llegara al poder no terminemos señalándola como decía el Ñoño del Chavo: “mírala eh, mírala eh”, porque podría ser caótico que sufriéramos en nuestra patria lo mismo que Venezuela: promoviendo el odio para los generadores de empleo, oprimiendo a los ricos, llevando la pobreza al umbral de la miseria y llenándose los bolsillos cobijada bajo su manto y los lujos del capitalismo, los cuales también les encantan a sus líderes.

Por eso me pregunto de forma repetida ¿y dónde están los nuevos líderes políticos que busquen erradicar tantos males, generando prosperidad y no división entre los colombianos, con voluntad de servir al pueblo? “¿Oh, y ahora quien podrá defendernos?” Qué bueno sería tener un líder que exprese: “síganme los buenos”, para que la sociedad sin distinción política diga: “eso, eso, eso”, porque es claro que nunca dirá “me doy”, muy al estilo de Quico.

Es la juventud la que está llamada a hacer el cambio, pero de forma inteligente. La solución reside en ella misma, lanzándose pacíficamente al ruedo, con la solidez de sus argumentos; sin cuotas burocráticas ni poner por delante los intereses personales, esos que se fortalecen con el clientelismo voraz. Ya no se trata de ser de izquierda o derecha. Es ver el mundo como un todo, sin odios ni resentimientos ni rencores de un lado o del otro. Solo si empujamos para el mismo lado del actuar honesto, trabajando con persistencia, disciplina y buscando el bien común, transformaremos esta patria hermosa. Jóvenes, ustedes son el nuevo motor de la sociedad, tomen la bandera del cambio, no la presten.

La concentración del poder y la falta de oportunidades para los jóvenes, está generando desconfianza y resentimiento frente al empresariado y más aún con los grandes grupos que monopolizan en muchos casos sectores económicos. De otro lado están los continuos actos de corrupción que parecieran decir al estilo del Chapulín : “no contaban con mi astucia”, ya que todos sus movimientos son fríamente calculados, y amparados por una justicia que premia con casa por cárcel a los ladrones de cuello blanco. La corrupción no es toda culpa del Estado; ella está tatuada en la sociedad y muchas personas aplauden a sus familiares y amigos cuando la ejercen. Claro que hay muchos funcionarios honestos, pero infortunadamente unos cuantos manchan el trabajo de un Gobierno con errores, como todos, maniatado por la impunidad de la justicia que permite a quienes deja en libertad decir como don Ramón: “con permisito dijo Monchito», que se aplica además a muchos infractores de la ley.

Pero lo más triste en este panorama general, y que podría pasar, sería tener que confrontar la realidad paradójica que se muestra en un video que circula en las redes sociales llamado “Más sincero imposible”, que dice en forma jocosa: “(…) en mi gobierno los ricos van a comer mierda (…) ¡y los pobres ni mierda!”.

Anuncio

Ruta

Wilson Peña conquista el Alto del Sifón y Rodrigo Contreras refuerza el liderato de la Vuelta a Colombia 2024

Publicado

el

Wilson Peña ganó la cuarta etapa de la Vuelta a Colombia 2024. (Foto Anderson Bonilla © RMC)

En un final picando hacia arriba, Wilson Peña (Team Sistecrédito) se impuso en la cuarta etapa de la Vuelta a Colombia 2024 disputada entre Mariquita y el Alto del Sifón con un recorrido muy exigente de 116 kilómetros.

Peña alcanzó su primera victoria en esta edición del giro patrio, con una brillante acción en los últimos metros en el ascenso de tercera categoría. luego de 4 horas, 2 minutos y 4 segundos. Luego, entró Julián Cardona (Team Medellín-EPM) en el 2° puesto y 3° se reportó Rodrigo Contreras (Nu Colombia), que reforzó su liderato.

La jornada comenzó con múltiples ataques en los primeros compases de la durísima jornada. Carlos Alberto Gutiérrez (Team Orígenes Coffee) fue uno de los protagonistas en la primera fase de la carrera. El santandereano se mantuvo en punta de carrera en solitario en el comienzo.

El sol que se hizo presente en el premio de montaña del Líbano vio cómo Carlos Gutiérrez (Team Orígenes Coffee) coronó el primer premio de montaña segunda categoría. Salvador Moreno (Inderhuila) entró en la segunda colocación y tercero se reportó Cristian Rico (Forte Petrolike – Androni Giocattoli).

Más adelante con una movida estratégica el Forte Petrolike – Androni Giocattoli  lanzó a dos de sus corredores: el ecuatoriano Jonathan Caicedo y el boyacense Diego Camargo. A su rueda también se coló en la avanzada un gran escalador Yesid Pira (Alcaldía de Manizales-100 % Huevos), sin embargo, el movimiento fue contrarrestado rápidamente por los favoritos.

Luego da la captura del trio de grandes escaladores, el boyacense Cristian Rico (Forte Petrolike – Androni Giocattoli)  uno de los más activos del día contraatacó y se fue en solitario a falta de 20 kilómetros, pero el grupo de favoritos lo neutralizó antes de coronar el Alto de Ventanas.

A menos de 10.000 metros para coronar el Alto del Sifón, Julián Cardona (Team Medellín-EPM) y Diego Camargo (Forte Petrolike – Androni Giocattoli) intentaron sorprender al grupo de favoritos compuesto por Rodrigo Contreras (Nu Colombia), Javier Jamaica (Team Medellín-EPM), Wilson Peña (Team Sistecrédito) y Robinson López (GW Erco Shimano), pero no tuvieron éxito.

A la definición llegaron cuatro corredores, donde Wilson Peña (Team Sistecredito) terminó siendo el más fuerte, ganándole con los justo a Julián Cardona (Team Medellín-EPM).

La ronda colombiana continuará este miércoles con la disputa de la quinta etapa, una fracción larga de 195,6 kilómetros con salida en Manizales y llegada al municipio de Buga, en el departamento del Valle del Cauca.

Vuelta a Colombia (2.2)
Resultados Etapa 4 | Mariquita – Alto del Sifón (116 km)

1Wilson PeñaTeam Sistecrédito4:02:22
2Julián CardonaTeam Medellín-EPMm.t.
3Rodrigo ContrerasNu Colombiam.t.
4Diego CamargoForte Petrolike – Androni Giocattolim.t.
5Robinson LópezGW Erco Shimano0:23
6Javier JamaicaTeam Medellín-EPM0:23
7Adrián BustamanteGW Erco Shimano0:35
8Kevin CatilloTeam Sistecrédito1:14
9Cesar GuavitaColombia Potencia de la Vida1:28
10Edgar CadenaForte Petrolike – Androni Giocattoli1:50

Clasificación General Individual

1Rodrigo ContrerasNu Colombia15:23:00
2Wilson PeñaTeam Sistecrédito0:44
3Diego CamargoForte Petrolike – Androni Giocattoli0:48
4Julián CardonaTeam Medellín-EPM1:20
5Adrián BustamanteGW Erco Shimano1:27
6Javier JamaicaTeam Medellín-EPM1:30
7Robinson LópezGW Erco Shimano2:08
8Cristian David RicoForte Petrolike – Androni Giocattoli3:08
9Kevin CastilloTeam Sistecrédito3:19
10Cesar GuavitaColombia Potencia de la Vida 3:33
Seguir leyendo

Empresas y Marcas

Alto del Sifón, crónica de un ascenso al nuevo gigante del ciclismo colombiano y mundial 

Publicado

el

El Alto del Sifón con sus 89 kilómetros de trepada y sus 4149 metros sobre el nivel del mar es el nuevo desafío del ciclismo colombiano tanto profesional como aficionado (Foto©Revista Mundo Ciclístico)

Alpe de Huez y Tourmalet para el Tour de Francia, Mortirolo y Stelvio para el Giro de Italia y Lagos de Covadonga y Anglirú para la Vuelta a España, parejas de altos míticos, gigantes de montaña que durante más de cien años han visto pasar por sus crestas a los mejores corredores de la historia. Ahora Colombia también presenta una pareja de puertos que apunta a sumarse a la historia del ciclismo nacional y mundial: El ya reconocido y mítico Alto de Letras y su recientemente alumbrado gemelo, el Alto del Sifón.

El Alto de Letras en su vertiente desde Mariquita, el puerto de montaña más largo del mundo categorizado por la UCI con sus 80.7 infernales kilómetros y 3187 metros de desnivel, escenario durante más de 50 años de las más grandes batallas de la Vuelta a Colombia, el Clásico RCN y la Vuelta del Tolima. 

El puerto rey del ciclismo colombiano, ahora hermanado con otro gigante como Gargantúa y Pantagruel, gracias a la construcción de la vía entre Manizales y Murillo, catalogada como la carretera de más altura sobre el nivel del mar en Colombia alcanzando los 4149 metros y atravesando el Parque Nacional de los Nevados en límites naturales entre los departamentos del Tolima y Caldas.

Es allí donde se enclava el Alto del Sifón, el nuevo desafío del ciclismo colombiano tanto profesional como aficionado y el que asumió nuestro piloto de pruebas en la ruta y Director Comercial, Héctor L. Urrego, quien se le midió a ascender los ya legendarios 89 kilómetros desde Armero Guayabal junto a la Squadra Soferente para entregarnos de primera mano su historia. 


Nuestro Director Comercial y capo de la Squadra Soferente, Héctor Leonardo Urrego, ascendió el Alto del Sifón y vivió para contarlo.

“Decidimos subir el Alto del Sifón por dos motivos. El primero es que es la etapa reina de la Vuelta a Colombia y el segundo porque queríamos venir como equipo. En el casi medio siglo de vida de la Revista Mundo Ciclístico hemos aprendido que en el ciclismo y en la vida debes contar con grandes coequiperos que en nuestro caso son las grandes marcas que nos acompañan y nos apoyan. 


Localiza Rent a Car es el mejor coequipero del ciclismo colombiano y la solución para el transporte desde y hacia el Alto del Sifón.

“Gracias a ellos tuvimos toda la logística de un equipo profesional, nuestro carro acompañante de Localiza Rent A Car que nos trajo desde Bogotá hasta Mariquita donde hicimos la base de operaciones para después ascender desde Armero-Guayabal y en el regreso con bicicletas desde El Sifón. Localiza Rent a Car es el gran gregario del ciclismo colombiano”

“Necesitábamos la mejor ropa para todos los climas que se afrontan en esta subida y gracias a Bioracer tuvimos kits de verano e invierno, chaquetas de lluvia y sobretodo una gran badana. Esa en mi opinión es la clave para coronar el Alto del Sifón desde Armero-Guayabal pues solo la de Bioracer es una badana acondicionada para más de seis horas de duración. Esta fue una prueba en el mundo real con usuarios reales y sin dudas esta es la badana perfecta para una subida de este nivel y duración.”


Bioracer es la mejor elección en badana para ascensos de larga duración como el del Alto del Sifón.

“La alimentación es algo fundamental que recomendamos preparar previamente para esta ruta. Queríamos lo mejor que pudiéramos encontrar en el mercado y Enervit fue nuestro mejor aliado. Nos entregaron la guía de alimentación para la subida, hora por hora, kilómetro por kilómetro, precarga, geles y barras”.


Enervit realiza toda la guía de alimentación para subir El Sifón, hora x hora, kilómetro x kilómetro.

“Necesitábamos también la mejor protección para la cabeza y los ojos y con CyclingPro encontramos el mejor proveedor de gafas Scicon y cascos Met. Las gafas con lente transparente perfectas para conseguir toda la nitidez posible en un día nublado y el casco de muy buena ventilación para los kilómetros de calor y con Mips para más seguridad”

“Las llantas son otro de los elementos claves para este ascenso y Disandina nos apoyó con las High Road de Maxxis, de 25 y 28 milímetros. No tuvimos ningún pinchazo y sus compuestos nos permitieron subir más rápido de lo que esperábamos” 


CyclingPro tiene las mejores gafas (Scicon) y los mejores cascos (Met) para la escalada al Sifón.

“Son 85 kilómetros según Strava pero a algunos les da hasta 89 Kms. Es una distancia en la que realmente se llena uno de esa pasión y de ese amor que solo tenemos los ciclistas. La ruta hay que hacerla desde Armero-Guayabal porque finalmente ese es el reto. Subir 89 kilómetros, llegar a 4200 metros de desnivel y escalar más de 4000 metros es algo único y espectacular.” 


Maxxis High Road, las llantas elegidas para romper records en el ascenso al Sifón.

“El primer ascenso es al Líbano que tiene su historia bacana, allí nació Freddy González que es un gran campeón de nuestro ciclismo que brilló en el Giro de Italia. Luego entramos a Murillo donde uno aprende por las buenas o por las malas que hay que venir entrenado aquí porque las rampas a partir del Líbano son de verdad brutales. El cambio de temperatura ya es absoluto porque se llega a los 3000 metros. Vienes lavado de sudor y humedad de los 800 metros y entras a Murillo entre cafetales donde puedes ver a la gente del campo colombiano recorriendo todavía el camino como si no existiera la carretera, como se recorría hace cien o doscientos años con sus mulas y sus caballos.”

“La parte final desde Murillo ya es la que te lleva al Alto del Sifón que coronamos en equipo, un paraíso lleno de frailejones donde se fabrica toda el agua que se le puede brindar a Colombia entera. En la cumbre es donde volvimos a entender lo que nos hace ciclistas y desde donde invitamos a todos nuestros lectores con este primer capítulo a un Mundo Ciclístico de experiencias en lo más grandes altos de Colombia y el mundo”. 

Seguir leyendo

Ruta

Tour de Francia: el Uno-X Mobility, primer equipo en confirmar su nómina

Publicado

el

Los ocho elegidos del Uno-X Mobility para el Tour de Francia 2024. (Foto © Uno-X Mobility)

Uno de los dos equipos invitados por la organización del Tour de Francia 2024, el Uno-X Mobility, se convirtió en el primero en confirmar sus ocho corredores para la 111ª edición de la ronda francesa, que arrancará el 29 de junio desde Florencia (Italia) y concluirá el 21 de julio con una contrarreloj en Niza.

El equipo se destacó durante el Tour de Francia del año pasado, logrando 11 resultados entre los diez primeros. Ahora hemos reunido un grupo de ciclistas que creemos que pueden dar un paso más respecto a la última edición”, dijo el director general del Uno-X Mobility, Thor Hushovd.

La escuadra noruega afrontará la Grand Bocuclé con Magnus Cort, Alexander Kristoff y Soren Wærenskjold como opciones más sólidas para buscar un triunfo de etapa.

Al trio mencionado anteriormente lo respaldarán Tobias Halland Johannessen, Jonas Abrahamsen, Odd Christian Eiking, Rasmus Tiller y el joven escalador noruego Johannes Kulset, de 20 años.

“Nuestro enfoque en la selección del equipo ha sido encontrar una buena combinación de habilidades de liderazgo, habilidades de escalada y fuerza general. Los corredores que hemos seleccionado se complementan muy bien y estoy seguro de que dejaremos nuestra huella en varias etapas a lo largo de la carrera”, concluyó Hushovd.

NÓMINA DEL UNO-X MOBILITY PARA EL TOUR DE FRANCIA

Magnus Cort – 31 años (DINAMARCA)
Alexander Kristoff – 36 años (NORUEGA)
Søren Wærenskjold – 24 años (NORUEGA)
Jonas Abrahamsen – 28 años (NORUEGA)
Tobias Halland Johannessen – 24 años (NORUEGA)
Johannes Kulset – 20 años (NORUEGA)
Rasmus Fossum Tiller – 27 años (NORUEGA)
Odd Christian Eiking – 29 años (NORUEGA)

Seguir leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio