Connect with us

Noticias

Colombia busca consolidarse como destino para el cicloturismo

Publicado

el

Nairo Quintana en sus entrenamientos matutinos en Boyacá (Photo©Nairo Quintana)

A propósito del Tour de Francia que comenzó el pasado 29 de agosto en donde participan varios colombianos, este deporte también es una experiencia turística para viajeros de todo el mundo.

En Colombia el ciclismo, más que un deporte es una forma de vida, y con la victoria de Egan Bernal en el Tour de Francia 2019, sumado a los 10 colombianos que protagonizan la carrera en 2020, los ojos del mundo están más puestos que nunca en el país y en sus rutas para hacer turismo en dos ruedas.

“El ciclismo está entretejido en la cultura de Colombia, y por eso el país continúa produciendo los mejores ciclistas del mundo. No solo tenemos a los escarabajos y a algunos de los mejores fanáticos del ciclismo, también una gran variedad de rutas que atraen a miles de visitantes internacionales”, explica Flavia Santoro, presidenta de ProColombia.

La funcionaria dijo además que: “Este tipo de experiencias que conectan realmente al viajero con la naturaleza serán cada vez más demandadas, teniendo en cuenta que los nuevos turistas querrán hacer actividades al aire libre, lejos de las aglomeraciones y que brinden equilibrio físico y mental para compensar los efectos de la pandemia. Nos estamos preparando para recibir viajeros internacionales muy pronto y, bajo el plan de reactivación de la industria “Compromiso por Colombia”, estamos seguros de que este sector crecerá de nuevo”.

Con una topografía y climas diversos, Colombia ofrece a los ciclistas una gran variedad de rutas, desde escaladas montañosas a gran altitud, hasta rutas de selva húmeda y circuitos costeros frescos.

Como deporte perfecto para practicar un distanciamiento social seguro, el ciclismo es más popular que nunca, y con el Tour de Francia, qué mejor momento que ahora para planificar las próximas vacaciones en bicicleta al corazón del turismo en bicicleta de Suramérica.

Cinco de los mejores recorridos en bicicleta en Colombia

Para los visitantes extranjeros interesados en conocer nuevos paisajes en bicicleta, estas son cinco razones que demuestran por qué Colombia es el destino ideal:

La ruta del café

Atravesando el cinturón cafetero de Colombia, una región declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2011, esta ruta es ideal para una bicicleta de carretera o de montaña en un recorrido que dura entre tres a cinco días y el cual ofrece senderos desafiantes pero agradables.

Lo que hace que esta ruta sea aún más gratificante es la oportunidad de deleitarse con los impresionantes paisajes que envuelven el asfalto y terminar cada día con un merecido descanso en una finca de café o en aguas termales terapéuticas.

La ruta de los pueblos coloniales

Este viaje de cinco días pasa por algunos de los alrededores más pintorescos del país y los pueblos coloniales mejor conservados de las regiones de Boyacá, Cundinamarca y Santander.

En esas zonas se entrenaron escarabajos como Nairo Quintana, quien creció en Boyacá y utilizó las montañas circundantes para convertirse en uno de los mejores ciclistas del mundo. Además, esta ruta ofrece a los ciclistas un recorrido sorprendentemente y cómodo por los Andes y es ideal para quien no necesariamente se considere atleta.

Bogotá y Bernal

Aquellos que buscan un ciclo un poco menos extenuante, Bogotá es el destino perfecto, pues cuenta con más kilómetros de ciclovías que en cualquier otro lugar de Latinoamérica.

Todos los domingos entre las 7 a.m. y las 2 p.m., más de 100 km de calles y carreras están cerradas a los vehículos motorizados, lo que permite a los ciclistas disfrutar plenamente de las calles de Bogotá.

Además, a una hora de viaje desde Bogotá, se puede llegar a Zipaquirá, pueblo natal del ganador del Tour de Francia 2019 Egan Bernal. Con una arquitectura impresionante, puntos gastronómicos y un museo arqueológico que alberga más de 1.400 piezas pertenecientes a 14 culturas indígenas, Zipaquirá es una visita obligada antes de embarcarse en las empinadas subidas vecinas que Egan entrenó en sí mismo como La Calera, Cajicá, Chía, Nemocón y Tunja.

La gira heroica

Este es un viaje reservado solo para los ciclistas más avanzados, tiene más de 1.000 kilómetros de longitud, atraviesa la amplitud de los Andes colombianos y pasa por algunos de los paisajes más espectaculares de Colombia.

También incluye la subida al mítico Alto de Letras, en donde se han entrenado algunos de los mejores ciclistas y que, por su altitud, es una de las rutas más desafiantes a nivel mundial.

Costa Caribe de Colombia

También el país ofrece paseos más informales, sin las pendientes que se encuentran en los Andes colombianos como un ciclo a lo largo de la costa caribeña desde Barranquilla hasta Ciénaga para admirar el mar y las palmeras mientras se pedalea.

Los ciclistas pueden disfrutar de una refrescante brisa costera mientras toman el cálido sol caribeño, con la oportunidad de detenerse en alguna playa en el camino y participar en la pesca deportiva o el buceo.

Con Prensa PROCOLOMBIA

Ultímas Notícias

“Colombia es hoy punto de referencia para el ciclismo mundial” Davide Cassani (Seleccionador Nacional de Italia)

Publicado

el

Davide Cassani el Seleccionador Nacional de Italia en la caravana del Giro de Italia 2021 (Photo©BettiniPhoto)

El nombre Davide Cassani infunde gran prestigio y respeto en el ciclismo italiano e internacional, primero por su condición de gran ciclista en los años 80, luego como comentarista de tv en la RAI, como formidable escritor en la revista BS y finalmente como Seleccionador Nacional de Italia – cargo que actualmente desempeña- , lo que no le impidió  hacer parte de la caravana del Giro de Italia este año como comentarista en moto de la RAI desde la carretera.

Cassani aceptó dialogar con nuestro director Héctor Urrego en el programa Centro Deportivo de Antena 2 y al preguntarle su opinión sobre el Giro y el campeón, señaló en forma precisa que:

“No es que ahora estamos descubriendo a Egan Bernal, pues cuando un ciclista gana el Tour de Francia, estamos al frente de un gran campeón. Todos sabemos que el año pasado tuvo problemas de espalda, pero ya al comenzar esta temporada lo vimos bien y sabíamos que era el hombre a batir en este Giro de Italia

 ¿Cómo analiza en general el Giro 2021 y la victoria de Egan?

D.C: Debo decir que Egan ha sido el más fuerte junto a su equipo, como lo demostraron muy rápidamente en el Giro con Ganna que inició el giro ganando y luego Egan que se puso  de líder, aunque lo vimos con alguna dificultad en una etapa pero luego ha corrido como un gran campeón, con mucha inteligencia, gestionando perfectamente la carrera y finalmente gana  en forma brillante.

Para nosotros los italianos, ha sido un gran Giro, muy apasionante pues hemos ganado 7 etapas, un Damiano Caruso fortísimo que ha salido como gregario de Landa y luego ha debido ser capitán, ganando una etapa y clasificándose segundo.

¿Qué impresión le quedó de Daniel Martínez 

D.C: Martínez ha estado determinante cuando en la etapa de Sega di Ala Bernal tuvo un pequeño  problema, Daniel es quien le ha salvado la etapa. Es un gran corredor que sin embargo tiene alguna falencia en el descenso pues bajando el Giau lo seguí en la moto y tenía dificultades para seguir a los mejores. Sin embargo, también es muy fuerte subiendo y creo que de haber sido capitán, habría terminado en el podio.

Usted conoce el ciclismo colombiano como ciclista, comentarista y Seleccionador de su país. ¿Qué opinión tiene hoy de nuestro ciclismo?

D.C: Hoy, !El ciclismo colombiano es un punto de referencia del Ciclismo Mundial¡. Actualmente vemos que los colombianos ganan el Tour, el Giro, ganan en pista, embalando. Es un movimiento muy importante. Y quiero decir que en el final del Giro en Milano, en la Piazza Duomo creo que había más colombianos que italianos lo que me pareció una cosa muy bella. Esto demuestra que Colombia es una nación ciclística y de ciclistas.

Seguir leyendo

Noticias

No paremos de soñar, ¡Ni un paso atrás!

Publicado

el

Por: Carlos Ballesteros

Colombianos, no paremos de soñar, que nada nos detenga. Y aunque hoy nuestro caminar sea más lento, por todo lo grave que sucede, sigamos trabajando con pasión y berraquera más que nunca. Vamos al frente, con acciones claras para ayudarnos entre todos y más ahora que estamos viviendo una cruel y triste realidad, que ojalá fuera una pesadilla y no más. Nos espera un futuro lleno de prosperidad, pero no sin antes tomar decisiones frente a los problemas que nos mantienen en vilo desde hace muchos años, porque lo que nos está matando es la indiferencia y la incoherencia.

Lo que estamos confrontando es un ataque a la nación. Motivado por alguien que quiere retorcerla a como dé lugar; que nuestra democracia se convierta en una tiranía, acompañada de violencia y caos para llevarla a la absoluta miseria.

Para combatir esto, se debe continuar eligiendo a nuestros dignatarios por medio del voto en las urnas y no con el uso de las armas.

El cambio que debemos hacer es reforzar nuestros valores, luchando contra el terrorismo y la violencia, con las reglas de una nueva justicia que urge sea reformada para que promueva el respeto y la autoridad. Que castigue ejemplarmente, para no caer en su juego y poderle restituir la paz a nuestra Colombia, porque el delito le está ganando la partida. Se necesitan duras penas y sanciones para todos los infractores sin sentencias anticipadas, ni a los corruptos ni a nadie. ¡No más a la impunidad!

En este momento crucial es clave hacer una profunda reflexión con sabiduría, para no seguir ciegamente ninguna ideología política y buscar un nuevo camino aferrados a principios y valores. Que la nación sea conducida por un nuevo líder, que aún no aparece, y que no esté orientada por el odio que generan estas diferencias y agudiza la lucha de clases. Como diría el famoso cómico mexicano Cantinflas: “el problema es la pobreza, no la riqueza. Hay que reducir el número de pobres, no de ricos”. Hay que generar igualdad, no miseria.

Buena parte de la culpa de lo que está pasando es responsabilidad de cada uno de nosotros, porque escogimos un Congreso, en su mayoría ausente, elegido paradójicamente por medio del voto popular. Algunos políticos todavía creen que están representando a los miembros de la Patria boba. Resulta que “los bobos” están despertando y entendiendo que se vive una pandemia de salud hace más de un año, pero que hay otra peor que lleva decenas de años castigando severamente al pueblo.

Algunos congresistas, gobernantes y funcionarios del Estado no pueden seguir viendo sus posiciones como una plataforma para lograr el aumento del patrimonio. Si lo que quieren es dinero, pues que trabajen duro, con empeño; abran empresas y generen empleo en lugar de seguir aferrados a los beneficios y privilegios, engañando al pueblo, ese que termina rogando favores a los políticos porque sus metas son para conseguir dinero en lugar de servir.

Dentro de este escenario de confusión, el cambio está en las futuras elecciones, pero son muchos los compatriotas que venden su conciencia a cambio de almuerzos, tamales, un billete, puestos y contratos, entre otros intereses. A esto también se le llama corrupción. Para enderezar el país hay que enderezarnos como ciudadanos, porque necesitamos construir con hechos en lugar de destruir con la lengua.

Hay pasos a seguir y son inobjetables: reducir el Congreso, los salarios de senadores y representantes, sus beneficios, aprobar la muerte política y más cárcel por corrupción. Que los entes de control destapen “las mermeladas”, entre otras peticiones que acertadamente piden los jóvenes pero extrañamente todo se negocia, MENOS los cambios más urgentes e importantes.

Ante todo, la paz consiste en entender las diferencias y el pensar distinto no puede hacernos enemigos. En Colombia tiene que haber espacio para que nuestros hijos vivan, en lugar de morir sacrificados. Para buscar esto, los padres y educadores deberíamos promover la libertad de pensamiento y expresión en lugar de acentuar más el odio entre las clases sociales. ¿Esto con qué fin? Para no seguir cayendo en la trampa, porque la frase recurrente de que nos están matando y desapareciendo, no aplica para un solo lado, ya que además de las vidas que se pierden de uno y otro bando, también matan pequeños y medianos negocios generando más pobreza.

No hay conciencia del caos nacional y del terrible daño creado con los bloqueos. Y a esto agréguele los muertos en los hogares o en las UCI por la falta de oxígeno, los miles de animales de corral sacrificados de forma anticipada por la falta de alimento, las pérdidas que padecen nuestros campesinos, el incremento inusitado del desempleo y la desigualdad por lo que supuestamente se lucha. ¿Será que nadie en el paro tenía esto como objetivo? ¿O será que sí y algunos lo tenían fríamente calculado?

Estamos como “gallinas”, encerrados sin ejercer también la protesta pacífica, para que nuestros derechos vulnerados sean restablecidos por la autoridad de manera urgente. ¡Despertemos o nos sacrifican!

Infortunadamente, este mes de las madres, será recordado por las acciones de algunos hijos, quienes aumentaron las necesidades en sus casas, porque faltaba dinero para mercar. Periodo en el que no se puede comprar lo que le gusta a la familia debido a la escasez. Tiempo de vigilia y dormir menos esperando con preocupación la llegada de sus hijos al hogar. Pero lo más triste de todo, es que muchas de ellas tuvieron que darles las malas noches a sus hijos, porque sus estómagos están vacíos.

Madres, no paren de soñar, porque no podemos dar ni un paso atrás. Ojalá que el próximo año el regalo sea mucho mejor, con mayor justicia social, oportunidades de trabajo para sus jóvenes hijos, una mejor educación, combate sin cuartel a la corrupción, una paz duradera y un paseo seguro sin bloqueos por nuestra hermosa Colombia.

Seguir leyendo

Noticias

Adiós al artista gráfico de cuatro décadas de Ciclismo Colombiano…. Hasta siempre Alberto Urrego Caballero

Publicado

el

El editor de fotografía de la Revista Mundo Ciclistico durante más de cuatro décadas, Alberto Urrego Caballero, falleció el pasado 18 de Mayo en Bogotá.

La foto que nunca tomó Alberto Urrego Caballero fue la de sí mismo. En un infinito archivo fotográfico de más de 40 años de la Revista Mundo Ciclístico, por lo menos 30 de ellos llenados por él, están los testimonios gráficos de todos los grandes ídolos del ciclismo colombiano y mundial.

Ese aciago día de ayer y hoy, buscando una foto que le hiciera justicia a su larga carrera como reportero gráfico, no encontramos ni una sola de él, porque como los buenos fotógrafos, pocas veces o casi nunca quiso salir en la foto.

El hijo de Anita Caballero y Federico Urrego, el hermano de Héctor y Guillermo, el tío adorado por sus sobrinos, el esposo, el director de fotografía de la Revista Mundo Ciclistico a lo largo de cuatro décadas, el foto reportero de periódicos como Diario Deportivo, El Espacio y El Tiempo perdió el martes 18 de Mayo la batalla contra el Covid-19.

La pérdida de nuestro querido Alberto es un golpe muy difícil de aceptar. Su carisma, tranquilidad, trabajo silencioso y amor al ciclismo colombiano que registró a través de su lente durante casi medio siglo, son el recuerdo y la huella imborrable que dejó en familiares, colegas y amigos con los que compartió a lo largo de su vida. 

Tours de Francia, Giros de Italia, Vueltas a España, Tours del Avenir, Criteriums du Dauphiné, Vueltas a Colombia, Clásicos RCN, Vueltas de la Juventud, Campeonatos Mundiales de Pista y Ruta, el Campeonato Mundial de Fútbol USA 94 y un sin fin de eventos deportivos y culturales pasaron por la cámara de Alberto Urrego.

Desde el cuarto oscuro, los rollos y los líquidos para revelar hasta la era digital de la fotografía, Alberto Urrego siempre estuvo a la vanguardia de la técnica y el oficio como foto reportero. Su legado vivirá para siempre en las imágenes que registró para la Revista Mundo Ciclístico y para todos los medios que tuvieron el privilegio de contar con su lente. 

Todavía con el alma partida y el corazón hecho pedazos recordamos a nuestro eterno director de fotografía, el familiar y amigo incondicional pero ante todo el profesional. Su vacío y la sensación de haber perdido una pieza fundamental para este medio de comunicación nos acompañará para siempre, pero en honor a su legado y al esfuerzo personal que hizo durante tantos años por mantener el prestigio y calidad fotográfica de la Revista Mundo Ciclístico nos obliga a seguir pedaleando, desde ahora bajo su cuidado en los cielos. 

Desde ahora y siempre que veamos una cámara y un flash en una carrera será tu luz la que estará brillando para nosotros, Hasta Siempre Alberto Urrego Caballero. 

N. de la R.: La Revista Mundo Ciclístico lamenta profundamente el fallecimiento de su director de fotografía, Alberto Urrego Caballero, y agradece las sentidas condolencias de: familiares, amigos, colegas periodistas, fotógrafos, ciclistas de todas las épocas, medios de comunicación, entes gubernamentales, federaciones, ligas, clubes y la totalidad del movimiento ciclístico colombiano.

Seguir leyendo
Anuncio
Anuncio
Anuncio