Amantes del ciclismo conectados

Tenemos 6229 invitados conectado(s)

Más noticias de Colombia y el Mundo
back_separt 

Image
La UCI y el maximo ente del deporte ibérico se han centrado en una agria guerra de declaraciones

20.10.10/10:49 AM

A pesar de su ausencia en la presentación del Tour de Francia 2011, Alberto Contador fue protagonista ayer en París. Y su caso desató, además, una nueva crisis entre la Unión Ciclista Internacional y el Consejo Superior de Deportes de España . Pat McQuaid, presidente de la UCI, disparó primero: "En España hay un problema serio de dopaje y no es la primera vez que lo digo". Y Albert Soler, director general del CSD, devolvió la pelota: "El problema no lo tiene España, lo tiene la UCI con el ciclismo".

Como ya hiciera hace 20 días en los Mundiales, McQuaid dejó otro recadito para el CSD: "Las autoridades españolas me telefonearon a Melbourne y aceptaron que existe un problema de dopaje allí, y prometieron colaborar para mejorar las cosas. No es la primera vez que lo he comentado, porque lo creo. Por ejemplo, Fernando Escartín dijo que Ezequiel Mosquera es un gran corredor y que la UCI se empeña en matar el ciclismo. Esa actitud no supone ninguna sorpresa ante el inconveniente que tienen en ese país".

El CSD replicó a la UCI a través de un comunicado bajo el subtítulo "ante el intolerable acoso de Pat McQuaid". La nota dice: "El principal problema en materia de dopaje no lo tiene España, sino algunas modalidades deportivas que exigen un esfuerzo agónico. Por ello el presidente de la UCI haría bien en dedicar toda su energía en trabajar para mejorar la situación en su deporte en lugar de diluir su responsabilidad acusando a un país como España, donde su irrenunciable política de tolerancia cero nos sitúa en la vanguardia de la lucha contra el dopaje. En nuestro país la situación, con carácter general, no es ni mejor ni peor que en el resto del mundo". Y añade que "es rotundamente falso que las autoridades españolas hayan reconocido un problema mayor que en otros países".

McQuaid también se defendió de las acusaciones de llevar el positivo de Contador bajo cuerda: "La UCI no protege a nadie. Desde el principio nos hemos regido por las normas y trabajamos con la AMA, con la que mantenemos contacto a diario. La lucha contra el dopaje es un aspecto muy importante para nosotros". Y rechazó facilitar una fecha para su resolución: "No puedo dar esos datos, hay que aguardar al estudio".

Antes de este rifirrafe, Christian Prudhomme, director del Tour, había sido el primero en hablar sobre el caso Contador. Lo hizo durante la presentación: "Espero saber a la mayor brevedad posible la resolución por parte de la UCI y la AMA".

Y también después: "Sospechoso no quiere decir culpable. Debemos conocer las conclusiones de los científicos encargados de la investigación, que desde luego no está siendo sencilla. Sería inaceptable no obtener una decisión definitiva o que se demorara mucho en el tiempo. Le seguimos considerando el campeón y nuestro trato no ha cambiado, aunque aplicaremos el reglamento (sería desposeído de su victoria) si se le sanciona".

Tanto Prudhomme como McQuaid coincidieron en señalar que mientras no se finalice el proceso, la imagen de su deporte queda dañada: "La incertidumbre perjudica a todos. Nos apena no tener ya una conclusión, pero hay que dejar trabajar a los expertos. La cuestión todavía no está nada clara".


blog comments powered by Disqus